Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

A juicio pareja por robo de celular y cuyas fotos los delataron

En Santa Tecla tienen otro proceso abierto por robo agravado y fraude procesal, según confirmó la Fiscalía

Salvador Moisés Callejas y Wendy Pérez serán enjuiciados por el delito de receptación. Foto EDH / Cortesía Juzgados.

Salvador Moisés Callejas y Wendy Pérez serán enjuiciados por el delito de receptación. Foto EDH / Cortesía Juzgados.

Salvador Moisés Callejas y Wendy Pérez serán enjuiciados por el delito de receptación. Foto EDH / Cortesía Juzgados.

Salvador Moisés Callejas y Wendy Yamileth Pérez Rivera serán enjuiciado por el delito de receptación, tras verse involucrados en el supuesto robo de un celular con el que se sacaron fotos y que más tarde fueron reveladas por una aplicación, instalada por la víctima.

El Juzgado Octavo de Instrucción de San Salvador, acordó que Salvador Moisés siga en prisión a la espera del juicio, mientras su compañera goce de libertad condicional.

Solo que Wendy Yamileth deberá presentarse periódicamente al Juzgado, no cambiarse de domicilio y pagar una fianza de 500 dólares.

A petición de la Fiscalía, el juzgado sobreseyó a la pareja del delito de encubrimiento.

A un inicio, ambos fueron acusados de robo agravado y fraude procesal, pero ante una apelación del defensor, la Cámara Segunda de lo Penal modificó el delito a receptación o adquisición de objetos de dudosa procedencia. Según el expediente judicial, los hechos que se les atribuyen ocurrieron en noviembre de 2013 entre la avenida España y la alameda Juan Pablo II, cerca de las 7:00 de la noche.

En ese momento, un hombre, a punta de pistola robó un teléfono celular a su víctima, luego se fueron a casa a tomarse fotografías junto a su pareja.

Aparentemente, los imputados no se percataron que el celular que supuestamente habían sustraído, tenía activada una función que subía de forma automática todas las fotografías a la web.

De modo que las fotos que se sacaron los supuestos ladrones, subieron a la cuenta de la víctima y sirvieron de prueba para denunciarlos.

Dada la fuerte presión social que el caso desencadenó, la pareja se presentó a la Policía de la colonia Miramonte, quien los refirió a la Fiscalía.

Más tarde, los sujetos fueron remitidos al tribunal de turno para según ellos, aclarar que el teléfono que tenían en su poder, lo habían comprado de buena fe y que desconocían su procedencia, hasta que el hecho salió a la luz pública.

Para su mala suerte, la víctima reconoció a Callejas ante las autoridades como la persona que le robó el celular.

El abogado de los imputados sostuvo que su cliente era propietario de una venta y reparación de teléfonos móviles y que quien lo robó llegó a vendérselos sin mayor explicación.

Justificó que las fotografías que se sacaron eran solo para probar el aparato.

Otra versión fue que la pareja al verse retratada en redes sociales decidieron destruir el teléfono.

Un ciudadano molesto por el auge delincuencial y la poca acción de la Policía para contenerla, se armó y salió a buscar a los supuestos asaltantes al centro capitalino.

La pareja también es procesada en Santa Tecla por otro robo dijo la Fiscalía.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación