Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Juez absuelve a Muyshondt en demanda de Funes

El dirigente arenero afirmó que estaba satisfecho con la resolución judicial porque se había hecho justicia y se allanaba el camino contra otros similares que han sido demandados por Funes

El Tribunal absolvió ayer a Ernesto Muyshondt del delito de difamación en contra del expresidente Mauricio Funes. Foto EDH / JORGE REYES.

El Tribunal absolvió ayer a Ernesto Muyshondt del delito de difamación en contra del expresidente Mauricio Funes. Foto EDH / JORGE REYES.

El Tribunal absolvió ayer a Ernesto Muyshondt del delito de difamación en contra del expresidente Mauricio Funes. Foto EDH / JORGE REYES.

El Tribunal Quinto de Sentencia de San Salvador desestimó ayer la demanda que promovió el expresidente Mauricio Funes Cartagena en contra del dirigente del Partido ARENA, Ernesto Muy shondt por el delito de difamación con publicidad.

A la salida de la audiencia, Muyshondt afirmó que el juez declaró la nulidad por no haberse cumplido los requisitos del proceso.

"Queda completamente desestimada la acción (acusación) que inició el expresidente Funes en contra de mi persona", afirmó.

"Me siento satisfecho con la resolución del juez porque se ha hecho justicia", subrayó Muyshondt.

Casi al filo de la audiencia de aportación de pruebas, el juez Ulises García argumentó que el expresidente Funes no siguió el debido proceso, tras las supuestas declaraciones difamatorias en su contra que el dirigente arenero habría rendido en una entrevista televisiva.

Funes argumentó que Muy shondt había asegurado en la entrevista de Nacho Castillo, que el expresidente viajaba en el automóvil Ferrari que se accidentó en el redondel Masferrer en la colonia Escalón, la madrugada del 18 de febrero.

El juzgador manifestó que si Funes se sintió difamado en dicho programa, debió en los siguientes 15 días de la publicación haber recurrido a la televisora para exigir el derecho de respuesta y como no lo hizo, la acusación fue anulada por el Tribunal.

Ese fue el principal argumento que la defensa de Muy shondt invocó para que el juez García al final, le diera la razón.

El abogado defensor, Arturo Rico, afirmó que en estos casos se debe cumplir un requisito antes de ejercer ese derecho para que el proceso haya tenido eficacia.

"El Código dice que toda persona que se sienta agraviada en su imagen tiene que hacer efectivo su derecho de respuesta", reiteró Rico.

Sin embargo, el proceso empezó porque el Tribunal no se percató a la hora de la demanda, que el derecho de respuesta era un requisito indispensable para que la acusación prosperara.

Lo mismo sucedió con la demanda que Muyshondt presentó en contra del expresidente Funes, el cual se anuló, por no haberse agotado este derecho.

Además, la Ley establece que el derecho de respuesta debe hacerse por escrito y debe constar que se presentó y se negó.

Aclaró que la Ley Especial del Ejercicio del Derecho de Respuesta lo establece y al no cumplirse, el juez está facultado a anular el proceso.

Pero a juicio de Víctor Rodrigo Luna, abogado acusador, es del criterio que "la defensa planteó una interpretación tergiversada de la Ley y el juez decidió modificar su decisión y resolvió que el expresidente Funes debió haberse acogido a ese derecho".

Argumentó que en el Derecho Penal, la responsabilidad de un delito es personal y solo se puede cometer delito con otras personas (valiéndose de espacio noticiosos) si nos ponemos de acuerdo con otros, como suele suceder en el crimen organizado. Cuestionó que en este sentido se está interpretando el derecho del honor como que depende del ejercicio del derecho de respuesta y no es así, dijo.

"En este caso lo que hemos visto es que el derecho está siendo aplicado en contra de la misma víctima, que es el afectado en su honor, por no haber ido a buscar al medio que no tiene nada que ver con las afirmaciones del señor Muyshondt, lo que está mancillando en sus derechos", afirmó el abogado.

"No estamos de acuerdo con l a decisión del juez Quinto de Sentencia, presentaremos los recursos correspondientes, alegaremos ante las Cámaras que corresponde, lo que creemos convincente para interpretar esta ley y llegaremos a los últimos recursos que nos permite la legislación", puntualizó el querellante.

Aseguró que se está demandando que se tutele el derecho al honor y que el sistema de justicia funcione igual para todos.

"Si es capaz de ofender el honor del Presidente de la República, qué no son capaces de hacer con nosotros que somos ciudadanos ordinarios", dijo Luna.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación