Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Joven muere tras caerle rayo mientras se protegía de lluvia

La víctima junto con un amigo se refugiaron bajo un árbol de mango cuando fue la descarga eléctrica

El padre de William Antonio Orellana Méndez, junto a otros parientes y amigos limpian el cadáver del joven luego que fue alcanzando por un rayo. Fotos EDH / MAURICIO CÁCERESInvestigadores policiales procesan la escena junto al padre de William Orella

El padre de William Antonio Orellana Méndez, junto a otros parientes y amigos limpian el cadáver del joven luego que fue alcanzando por un rayo. Fotos EDH /...

El padre de William Antonio Orellana Méndez, junto a otros parientes y amigos limpian el cadáver del joven luego que fue alcanzando por un rayo. Fotos EDH / MAURICIO CÁCERESInvestigadores policiales procesan la escena junto al padre de William Orellana Méndez, de 16 años. José Alexander Hernández, d

CUSCATLÁN. Los habitantes del caserío Zacamil, del cantón El Espino, en San Pedro Perulapán, fueron testigos, ayer, de cómo la potencia de un rayo acabó con la vida de William Antonio Orellana Méndez, de 16 años, y casi hizo lo mismo con José Alexánder Hernández, de 25.

Los relatos de los lugareños indican que la víctima mortal y José Alexánder, quien fue llevado a un hospital inconsciente y con algunas quemaduras, descansaban en una ramada construida bajo un árbol de mango cuando empezó a llover.

Mientras cesaba la tormenta las víctimas se pusieron a comer golosinas. Según agentes de la Policía que llegaron al lugar, Orellana Méndez estaba apoyado en una vara de bambú y su amigo estaba sentado a poca distancia.

Alrededor de la 1:00 de la tarde, los pobladores escucharon un estruendo y vieron que un rayo cayó sobre la champa.

Cuando se acercaron a la escena descubrieron a las víctimas tiradas en el suelo y observaron que un extremo de la vara de bambú donde minutos antes vieron recostado a Orellana Méndez estaba quemada y deshilada.

La noticia se corrió rápido en la zona y causó alarma entre los lugareños, pues la champa está contigua al centro escolar Francisco Menéndez. Algunos padres de familia temían que el rayo hubiera caído dentro de la institución. Según se supo, varios estudiantes suelen reunirse cada tarde bajo el árbol mientras se llega la hora del empezar las clases.

Vecinos conmocionados

Mientras el padre de William Antonio escuchaba con atención las indicaciones de los delegados de la Fiscalía General y de Medicina Legal acerca de cómo debía limpiar el cadáver del adolescente antes de introducirlo al ataúd, un grupo de vecinos se había concentrado a un costado de la escena para elevar una oración.

"Dios, recibe el alma de este muchacho y concédele mucha fortaleza a su familia", susurraba una señora mayor.

Al otro extremo, un niño de unos 8 años veía conmocionado el cadáver de William Antonio, mientras una mujer lo abrazaba. "Mire cómo ha quedado de impactado el hermanito (de la víctima)", le decía un agente de la Policía a uno de sus compañeros.

Los delegados de la Policía dijeron que en casos como este, en el que ya se sabe cuál es la causa de la muerte, las autoridades entregan el cuerpo a la familia doliente en el lugar, sin necesidad de llevarlo antes a Medicina Legal.

Cuando la fiscal que participó en el reconocimiento le dijo a los agentes que ya podían retirar el cordón policial varios jóvenes se acercaron a la escena y levantaron el cadáver de su amigo para llevarlo hasta su casa, situada a pocos metros de donde ocurrió el percance.

El cadáver fue colocado en el corredor de la vivienda y fue hasta ese momento que el padre de la víctima, quien hasta ese momento se había mantenido con semblante sereno, se arrodilló ante su hijo, le acarició el rostro y, entre lágrimas, se despidió de él.

Algunos lugareños se lamentaron la pérdida del joven y no asimilaban que estuviera muerto. Aunque manifestaron que la fuerza de la naturaleza no se puede prevenir, opinaron que el incidente se habría evitado si los jóvenes no se hubieran refugiado de la lluvia bajo un árbol.

Las autoridades han hecho un llamado a la población para que tomen medidas de precaución ante las lluvias, sobre todo porque se prevé que estas continuarán en las próximas horas influenciadas por el huracán "Bárbara", que hasta ayer estaba localizado en las cercanías del Istmo de Tehuantepec, en México, según el Servicio Nacional de Estudios Territoriales.

Las autoridades también han exhortado a la ciudadanía para que esté pendiente de las advertencias que haga la Dirección General de Protección Civil.

Entre las recomendaciones que hacen las autoridades en caso de lluvia es que la población no se resguarde de las lluvias bajo árboles, evacuar viviendas que colinden con ríos o quebradas si el agua sube su nivel y no intentar cruzar a pie o en vehículo calles inundadas.

Anciano electrocutado

Un hombre de 73 años, identificado como Miguel Ángel Galdámez, quien estaba manipulando cables del tendido eléctrico que rozaban con un árbol recibió una descarga que lo mató de inmediato.

El suceso ocurrió alrededor de la 1:00 de la tarde, en el caserío Las Minas, del cantón Puebla, en el municipio de San Matías, La Libertad.

Inicialmente, la Policía informó que la víctima fue impactada por un rayo y eso le provocó la muerte. Sin embargo, empleados del Centro de Emergencias de Protección Civil corroboró que se trató de un accidente.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación