Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Jornada violenta deja 13 asesinatos en todo el país

Hubo dos homicidios dobles en Sonsonate y uno más en Apopa, ayer por la tarde

Raúl Pineda Dueñas, de 45 años, y Deisy G., de 16, fueron asesinados en un restaurante de Acajutla. Foto EDH / Miguel VillaltaEn El Milagrito, Caluco, Sonsonate, fue asesinado el profesor José Landaver e Israel Aguirre. Foto EDH / Miguel Villalta

Raúl Pineda Dueñas, de 45 años, y Deisy G., de 16, fueron asesinados en un restaurante de Acajutla. Foto EDH / Miguel VillaltaEn El Milagrito, Caluco, Sonsonate, fue...

Raúl Pineda Dueñas, de 45 años, y Deisy G., de 16, fueron asesinados en un restaurante de Acajutla. Foto EDH / Miguel VillaltaEn El Milagrito, Caluco, Sonsonate, fue asesinado el profesor José Landaver e Israel Aguirre. Foto EDH / Miguel Villalta

Dos supuestos pandilleros que operan en las proximidades del Mercado Tinetti, en San Salvador, asesinaron ayer por la mañana al abogado Julio Joel Romero Arguera, de 53 años, según informaron fuentes policiales. Este es uno de los al menos 13 homicidios que se registraban hasta las 8:00 de la noche.

La cantidad de homicidios contrasta las declaraciones del director de la Policía, Mauricio Ramírez Landaverde, quien afirmó que se ha logrado controlar la actividad delincuencial con la operatividad de la PNC.

También aseguró que el promedio diario de asesinatos es de 13.

Romero Arguera fue atacado en su vivienda, ubicada en comunidad La Chacra, al oriente de San Salvador, a pocos metros de un puesto policial.

Las primeras investigaciones apuntan a que dos hombres de aspecto joven tocaron la puerta de la casa. Cuando el abogado salió, le dispararon varias veces en la cabeza.

Vecinos de la víctima vieron a los asesinos entrar y salir corriendo del estrecho pasaje donde está la casa de Romero Arguera, según indicaron ayer algunos policías. Muchos de ellos lamentaron la muerte de Romero Arguera, quien tenía mucho tiempo de vivir en esa comunidad.

Por su parte, Elba Arguera, la madre de la víctima, dijo desconocer la razón del asesinato de su hijo, quien no le había comentado que hubiera sido amenazado.

Elba afirmó que su hijo, además de abogado, era predicador en una iglesia evangélica a la que asistían muchos de sus parientes.

Otro familiar de Romero Arguera afirmó que la víctima trabajaba como abogado independiente y que tenía su despacho jurídico en el sector del Barrio San Miguelito.

"Él trabajaba en cualquier caso. Penales, mercantiles, pero casos pequeños", explicó una familiar.

Tercer hijo asesinado

Elba Arguera, una mujer de setenta y tantos años, aseguró que la violencia le ha arrebatado a tres de sus cuatro hijos. Ya no le queda ninguno.

El primero en ser asesinado fue José Armando Guardado Arguera, quien murió al ser atacado mientras conducía un autobús de la Ruta 41-A, en 2006.

"A él me lo mataron porque intentó ayudar al cobrador; por defender al cobrador, lo mataron a él", aseguró.

Al segundo hijo se lo mataron un año después, en 2007. Se llamaba David Enrique Flores Arguera.

"A este otro me lo mataron aquí abajito, por negarse a pagar 20 dólares de renta (extorsión)", explicó Elba.

David Enrique fue acribillado en la comunidad La Chacra. Un cuarto hijo murió de causa natural. Elba quedó sin hijos ayer. Sin embargo, la anciana dijo que no podía señalar a nadie en particular y que la justicia se la dejaba a Dios.

Dos muertos en colina San Leonardo, Apopa

En otro caso, dos jóvenes murieron ayer por la tarde en circunstancias poco claras.

De acuerdo con la versión de la Policía, se recibió una llamada en la que alertaban de que supuestos pandilleros de la mara Máquina pretendían asesinar a un pandillero rival, residente en la colonia Chintuc, en una cancha de la colonia San Leonardo, en Apopa.

Cuando los agentes llegaron al lugar, vieron que en una ladera unos sujetos tenían hincado a un hombre a quien le dispararon en la cabeza al ver que la policía se aproximaba, e inmediatamente dispararon también contra los policías quienes respondieron al ataque matando a un supuesto miembro de la mara Máquina. Sin embargo, vecinos del lugar indicaron que los jóvenes estaban jugando de tirarse bolsas con agua cuando la policía llegó y al verlos corriendo, les dispararon.

Otra versión de vecinos indica que los hombres estaban en las laderas próximas al río Acelhuate y que al ver a los policías, se corrieron.

En el lugar, la Policía dijo que habían encontrado tres armas de fuego.

En la hacienda El Milagrito, de Caluco, en Sonsonate, fue asesinado José Antonio Landaver, de 55 años, e Israel Aguirre, de 60. El hecho se registró a la 1:45 de la tarde. Las víctimas realizaban labores agrícolas cuando sujetos armados llegaron y los atacaron.

Landaver era maestro del Instituto Nacional Thomas Jefferson de Sonsonate, mientras la otra víctima trabajaba para él, explicaron familiares.

Casi a la misma hora, a la 1:00 de la tarde, otro doble homicidio se registró ayer en un restaurante del cantón Punta Remedios, en playa Los Cóbanos, de Acajutla, Sonsonate.

En el ataque fue asesinado el hijo del dueño del restaurante identificado como Raúl Armando Pineda Dueñas, de 45 años, y la adolescente conocida como Deisy, cuya edad se calculó entre los 14 y 16 años.

Según algunos lugareños, dos sujetos armados llegaron al establecimiento justo en el momento cuando una gran cantidad de turistas almorzaban en el local.

De repente, se escuchó que alguien dijo "tírense al suelo", luego se escucharon varios disparos y salieron dos hombres rumbo a la playa.

Por tratarse de una zona turística, la Policía manejó el hecho con mucho hermetismo, no quiso dar información de lo sucedido. La Fiscalía manifestó que el ataque, al parecer, había sido dirigido a Pineda Dueñas y la adolescente murió al quedar en fuego cruzado. Otros siete homicidios se registraron en La Paz, San Salvador y La Libertad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación