Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Johnny soñaba ser campeón mundial de fisicoculturismo

En diciembre próximo iba a participar en una competencia en Honduras

Johnny soñaba ser campeón mundial de fisicoculturismo

Johnny soñaba ser campeón mundial de fisicoculturismo

Johnny soñaba ser campeón mundial de fisicoculturismo

Johnny Stanley Rivas Martínez se preparaba para ser por segunda vez el campeón de campeones a nivel centroamericano de fisicoculturismo en la categoría de los 75 kilos y, posteriormente, entrenaría para participar en un campeonato mundial.

Su entrenador y nutricionista, Luis Aldana, le llamó por teléfono el sábado en la mañana para hablar de la competencia que estaba programada para diciembre próximo en Honduras.

Rivas Martínez mostró un gran interés y le expresó a su entrenador que se reunieran para afinar detalles de la competencia.

Sin embargo, los planes de los atletas se derrumbaron. Horas después de esa llamada, un grupo de pandilleros asesinó a Rivas Martínez cuando se encontraba podando un árbol en la colonia San José en Lourdes, Colón, a las 4:00 de la tarde del sábado.

El campeón centroamericano de fisicoculturismo y agente de la Unidad del Mantenimiento y del Orden (UMO), de la Policía, murió en el ataque. El agente se intentó defender con su arma de equipo, pero los asesinos lo sorprendieron.

Ayer Aldana expresó a El Diario de Hoy su indignación y tristeza por el homicidio de Rivas Martínez.

"Me dijo que habláramos con detalles de la competencia un día de esta semana. Queríamos ganar el trofeo de campeón absoluto a nivel centroamericano. Íbamos a hacer un presupuesto para el gasto de las dietas, las vitaminas y otros costos del viaje. Aún no puedo creer que esté muerto mi niño", expresó consternado Aldana.

El entrenador del policía dijo que la idea era llevar a Johnny a competir a nivel mundial. "Yo sé que mi niño tenía madera para hacerlo. Su naturaleza genética era impresionante y yo tenía la estrategia para hacerlo campeón de campeones. Así lo teníamos planeado en los próximos años", relató el entrenador.

Ayer, mientras Aldana caminaba por su gimnasio, recordó el primer día que Rivas Martínez llegó a entrenar cuando tenía 17 años. "Era callado y muy fuerte, pero entrenaba duro y por eso logró ser uno de los mejores".

Aldana colgó varios listones negros en la fachada de su negocio y dijo que le guardaría un par de días de luto.

El entrenador mostró los trofeos que había ganado en algunas competencias con Rivas Martínez.

"Su padre y hermano ya lo habían preparado un poco en la casa, pero desde que lo vi supe que sería un buen atleta. Su cuerpo era diferente a muchos y por eso trabajé con él para que representara al país y hacerlo campeón", confesó el entrenador.

Aldana recordó que Rivas Martínez no quería entrenar para ser atleta, después de que tuvo una decepción deportiva en la Policía le confesó que ya no quería entrenar.

"Me costó cuatro años convencerlo de que volviera a entrenar hasta que lo logré. No quería seguir porque se había preparado para una competencia que se suspendió", añadió Aldana.

Indignación en Lourdes

Ayer el cuerpo del agente de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO) y campeón de fisicoculturismo fue velado en una casa particular en Lourdes. Su féretro estaba cubierto por la Bandera de El Salvador, mientras cuatro de sus compañeros de la UMO le hicieron guardia de honor.

Rivas Martínez entró a la Policía Nacional Civil en 2004 y ocupaba la posición de escudero blindado.

Vecinos, amigos, y familiares acompañaron a la familia del atleta. Algunos dijeron que siempre lo recordarán como un joven respetuoso y amante del deporte.

"Todos nos vamos a morir, pero es feo hacerlo de esta forma. No hay razón para matar a este tipo de personas que son productivas para la sociedad", dijo una vecina.

Rivas Martínez nació en Lourdes, era muy reconocido por toda la gente y no tenía problemas con nadie.

Su muerte también provocó indignación en las redes sociales. El Salvador.com publicó en las redes sociales la historia humana que El Diario de Hoy le realizó el miércoles pasado y que fue publicada ayer.

Los videos alcanzaron más de 22 mil visitas y muchos lectores se solidarizaron en todo el mundo con la familia del atleta.

En la colonia donde vivía el policía y atleta es una zona dominada por la mara Salvatrucha. Los pandilleros han marcado sus territorios y viven en una constante guerra con pandilleros rivales, según lo afirmaron algunos vecinos.

Fuentes policiales allegadas a la investigación dijeron que, al parecer, a Rivas Martínez ya lo habían amenazado los pandilleros de la MS, pero no sabían la razón.

El día del asesinato las fuentes policiales afirmaron que, al parecer, los pandilleros atacaron al agente de la UMO en venganza por la captura de pandilleros de la zona.

El homicidio de Rivas Martínez se suma a los de cuatro agentes más que fueron asesinados en diferentes puntos del país en menos de una semana. Con el crimen de Rivas Martínez, ya son 30 los miembros de la Policía que han sido asesinados en lo que va del año.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación