Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Jefe PNC pide a CSJ indagar juez que condenó a policías

El juzgador les impuso 10 años de prisión a dos agentes que mataron a un supuesto pandillero durante un tiroteo.

Comisionado Héctor Mendoza Cordero, subdirector de Investigaciones de la Policía, cree que no es justo que hayan sido condenados dos policías por hacer su trabajo. Foto EDH / Archivo

Comisionado Héctor Mendoza Cordero, subdirector de Investigaciones de la Policía, cree que no es justo que hayan sido condenados dos policías por hacer su trabajo. Foto EDH /...

Comisionado Héctor Mendoza Cordero, subdirector de Investigaciones de la Policía, cree que no es justo que hayan sido condenados dos policías por hacer su trabajo. Foto EDH / Archivo

El subdirector de Investigaciones de la Policía, Héctor Mendoza Cordero, pidió ayer a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que investigue la actuación del juez de Sentencia de Usulután en el juicio que llevó a condenar a 10 años de prisión a dos policías que mataron a un supuesto pandillero en un procedimiento policial.

"Creo que en este caso, la Corte Suprema de Justicia está obligada a investigar a ese juez y tomar medidas serias", dijo Mendoza, durante la entrevista matutina de radio 102 nueve.

Agregó que la condena de los policías es un mal mensaje que se le envía no solo a los policías, sino también a la población en general.

Sostuvo además que este tipo de fallos en contra de policías afecta la moral de los que integran la corporación policial, porque se corre el riesgo de que algunos policías traten de evitar acudir al llamado de la población por temor a que puedan verse involucrados en un hecho donde muera algún delincuente.

Mendoza Cordero explicó que los abogados de la corporación policial estudian el fallo condenatorio para poder interponer un recurso de casación ante la Sala de lo Penal de la CSJ, con el propósito de poder anular la sentencia en contra de los agentes Geovanny Tiburcio Gutiérrez Vigil y Luzardo Welbi Quintanilla García.

El jefe policial señaló que verifican los argumentos que expuso el Tribunal de Sentencia de Usulután para condenar a los dos policías por haber matado a Wilber Antonio Reyes Funes, un supuesto pandillero con antecedentes delictivos, según la Policía.

Dijo que les envió un mensaje a los diputados de la Asamblea Legislativa para que puedan aprobar herramientas legales que protejan a los policías cuando se vean involucrados en incidentes armados.

Cree necesario que sean reformadas las leyes penales en el sentido de que un policía no sea capturado cuando mate a un delincuente en el cumplimiento del servicio.

Trajo a cuenta lo que sucede en Estados Unidos, donde la Policía de cualquier Estado es respetada "porque las leyes los protegen a ellos, y los policías no lo piensan mucho para sacar su arma y disparar su arma contra un delincuente", dijo Mendoza Cordero.

El funcionario agregó que en el caso específico, la víctima le disparó a los policías, "ellos disparan y matan a un delincuente y los condenan".

No concibe que se haya condenado a los policías, porque sostuvo que ellos estaban haciendo su trabajo; "de lo contrario, ellos podrían haber sido víctimas".

"Este hecho me ha molestado muchísimo, porque no es posible que a un policía por hacer su trabajo lo condenen", dijo Mendoza Cordero.

Delincuente disparaba al aire

Los hechos se registraron el 3 de julio del 2012 en el caserío Los Ramírez, cantón Los Jobos, en el municipio Santa Elena, Usulután.

Ese día, los policías, ya condenados junto a otro agente, acudieron a atender una denuncia ciudadana de que un individuo borracho andaba disparando al aire, con lo que ponía en peligro la vida de los residentes.

Al llegar la patrulla policial al lugar de la denuncia, Reyes Funes, al ver a los policías, les disparó y escapó por un callejón. Los agentes detuvieron la marcha del vehículo policial y respondieron al ataque, según el informe fiscal.

Los policías siguieron disparando durante la persecución de Reyes Funes, quien cayó lesionado de bala y en ese momento los dos agentes condenados lo auxiliaron, lo subieron al carro patrulla para llevarlo a un centro hospitalario de Usulután. Sin embargo, Reyes Funes murió en el camino, por lo que los policías detuvieron la marcha del vehículo y esperaron a las autoridades fiscales y forenses para el reconocimiento legal del cuerpo. Luego dichos agentes fueron arrestados.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación