Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Japón dona a El Salvador pluviómetros electrónicos en programa de suministros

Los aparatos medirán la lluvia con una precisión de un milímetro con una frecuencia de 10 minutos y los datos serán almacenados en una tarjeta de memoria en el interior de cada equipo

Los datos serán almacenados en una tarjeta de memoria capacidad de almacenar hasta 100 años de información de eventos

Los datos serán almacenados en una tarjeta de memoria capacidad de almacenar hasta 100 años de información de eventos

Los datos serán almacenados en una tarjeta de memoria capacidad de almacenar hasta 100 años de información de eventos

El Gobierno de Japón entregó hoy al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) de El Salvador doce pluviómetros electrónicos, a través del Programa de Suministros de Productos Industriales, elaborados por empresas japonesas.

La entrega simbólica de las estaciones, que fueron instaladas en diferentes partes del país, la hizo el embajador de Japón en El Salvador, Masataka Tarahara, a la titular del MARN, Lina Pohl, en la Universidad Nacional de El Salvador, donde se instaló uno de los equipos.

Pohl dijo que "la ventaja de este nuevo equipo es que, a diferencia de los pluviómetros convencionales, éstos son electrónicos y no dependerán de un observador que día a día mida la lluvia", informa un comunicado del MARN.

Los pluviómetros electrónicos medirán la lluvia con una precisión de un milímetro con una frecuencia de 10 minutos y los datos serán almacenados en una tarjeta de memoria en el interior de cada equipo.

Las tarjetas "tienen capacidad de almacenar hasta 100 años de datos, con lo que se mejorará la capacidad de recolección de información o vigilancia del clima", explica la nota.

El análisis de los datos de lluvia servirá para encontrar los valores máximos de intensidad de cada fenómeno o evento, por lo que se puede estudiar como el cambio climático está modificando las tormentas.

Según el MARN, "este análisis es muy útil para los diseños de construcciones, sistemas de alcantarillas y aguas lluvias, los drenajes de las ciudades, los puentes en las quebradas y ríos, conocer los umbrales o disparadores de las inundaciones y los deslizamientos entre otros".

Los datos de lluvia "contribuirán a prever condiciones del clima favorables para la propagación de plagas como el zancudo y la roya de café, o intensidades de lluvia para elaboración de obras civiles como canaletas, desagües".

Asimismo, "ayudarán a la predicción de posibles amenazas como sequías, inundaciones o deslizamientos, para el manejo adecuado de cultivos y otros".

La nota del MARN aclara que "es importante mencionar que estos pluviómetros no son para alerta temprana, pues no transmitirán los datos vía satélite, pero permitirán estudiar tormentas y su intensidad a posteriori".

El equipo donado por Japón está valorado en "aproximadamente 395 mil dólares y se realizó en el marco de la Implementación de la Cooperación Financiera No Reembolsable del Japón para el Suministro de Productos Industriales".

Dos de las doce estaciones fueron colocadas en el departamento de Ahuachapán (occidente), dos en La Libertad (centro), dos en San Salvador (centro), una en Cuscatlán (centro), una en San Vicente (centro), una en La Paz (centro), dos en Usulután (oriente) y una en La Unión (oriente).

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación