Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Investigan secuestro de comerciante de mariscos

Es la segunda vez que lo secuestran. La primera vez fue en San Luis La Herradura

Agentes de la delegación del Puerto de La Libertad localizaron el auto del comerciante en un tramo de la carretera del Litoral, en el sector del cantón San Diego. Foto EDH / Archivo

Agentes de la delegación del Puerto de La Libertad localizaron el auto del comerciante en un tramo de la carretera del Litoral, en el sector del cantón San...

Agentes de la delegación del Puerto de La Libertad localizaron el auto del comerciante en un tramo de la carretera del Litoral, en el sector del cantón San Diego. Foto EDH / Archivo

La Fiscalía General de la República (FGR) y la Policía Nacional Civil (PNC) investigan, desde el pasado 31 de diciembre, el secuestro de Mauricio T., un comerciante mayorista de mariscos radicado en Santa Ana, según fuentes policiales que pidieron reserva de su identidad.

De acuerdo con las fuentes, la investigación inició luego de que se encontrara abandonado el pick up color beige, propiedad del comerciante, en un tramo de la carretera El Litoral, a la altura del cantón San Diego, municipio de La Libertad.

El automotor fue encontrado cargado de pescado como a las 2:00 de la madrugada del último día del año, luego de que una llamada alertara a las autoridades sobre que ese vehículo estaba abandonado.

Un hombre que dijo ser amigo del secuestrado se presentó a recoger los mariscos para que estos no se arruinaran.

De acuerdo con las fuentes, el comerciante es originario de Sonsonate, pero tiene dos lugares de residencia: uno es una lotificación en San Luis La Herradura y otro es una residencial en Santa Ana.

Las autoridades afirman que el secuestrado tiene una empresa que opera con aproximadamente 10 lanchas para la pesca de pez dorado y otras especies cerca del Muelle de San Luis La Herradura.

El mismo 31 de diciembre, la familia del comerciante recibió varias llamadas telefónicas a través de las cuales les exigían una fuerte suma de dinero a cambio de no entregar al secuestrado a miembros extranjeros de un grupo delincuencial que opera en territorio salvadoreño.

Hasta ayer, las investigaciones no habían dado resultados positivos. El comerciante continuaba desaparecido.

Es la segunda vez que lo secuestran

De acuerdo con las investigaciones, Mauricio T. es una persona muy reconocida en San Luis La Herradura por las actividades a las que se dedica.

Hace aproximadamente dos años, fue secuestrado por hombres que vestían uniformes similares a los de la Policía Nacional Civil, cuando el comerciante se encontraba reunido en un grupo de Alcohólicos Anónimos de San Luis La Herradura.

En esa ocasión, el secuestro se manejó con mucho hermetismo tanto por parte de la víctima como por parte de sus familiares.

Por el rescate de Mauricio T. los parientes pagaron una cantidad aproximada de 50 mil dólares, según aseguraron las fuentes.

Luego de que el comerciante fuera liberado, el secuestro se hizo notorio en muchas comunidades del municipio de San Luis La Herradura, debido a que el comerciante es muy reconocido en esa zona.

Días después se supo que los responsables del secuestro eran miembros de una pandilla que opera en una lotificación del mismo municipio, a quienes señalaron de estar bien armados y tener fama de peligrosos.

Pese a la notoriedad del caso, las autoridades no investigaron ese hecho, aseguran las fuentes policiales, quienes no descartan que esta vez también puedan estar involucrados miembros de pandillas.

El 2013, según datos de la FGR, cerró con más de una docena investigaciones por casos de secuestros, al cabo de las cuales se determinó que muchos eran falsos, pues las supuestas víctimas solo habían fingido el delito para obtener dinero de sus mismos familiares.

Narcotráfico y pandillas

San Luis La Herradura, según autoridades policiales, se ha convertido desde hace varios años en el centro de distribución de la cocaína que llega a través de lanchas rápidas, de las cuales la droga es transbordada a otras lanchas que desembarcan en diversos puntos de la línea costera de ese municipio.

De acuerdo con las fuentes, hay algunos comerciantes mayoristas de pescado que han montado empresas pesqueras solo para solapar su verdadera actividad: el recibimiento de la droga que viene desde Sudamérica.

Asimismo, de acuerdo con las fuentes, hay muchos pescadores que se prestan para hacer esos fletes o, incluso, ir a cargar la droga a playas de Panamá, Costa Rica o Nicaragua a cambio del pago de 10 o 15 mil dólares.

Prueba de ello, afirmaron los informantes, es que varios salvadoreños han sido capturados en Nicaragua, vinculados a estructuras de narcotraficantes mexicanos. Uno de ellos, indican las fuentes, se perfila como candidato en elecciones municipales. —EDH

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación