Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Investigan llamada telefónica desde penal Barrios a EE. UU.

Autoridades de Seguridad Pública no niegan que se haya realizado, solo que por el momento no tienen indicios de la misma.

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Ricardo Perdomo, dijo ayer que investigan la conversación telefónica que sostuvieron, durante dos horas, cabecillas pandilleros recluidos en el centro penal de Ciudad Barrios, San Miguel, con un recluso internado en una cárcel de Los Ángeles, California, Estados Unidos.

En la conversación telefónica, el cabecilla pandillero El Scarface, recluido en la penitenciaría de Santana, California, les daba órdenes criminales a los mareros recluidos en el penal Barrios y les exigía la entrega de una elevada cantidad de dinero.

Sin embargo, Perdomo aseguró que hasta el momento las investigaciones no arrojan la fecha de cuándo se pudo haber realizado esa conversación telefónica y que se supone fue interceptada por la Policía salvadoreña.

"Nosotros lo seguimos investigando, ¿por qué razón?, porque es un hecho que es posible que se haya dado", dijo Perdomo. Agregó que hasta el momento ni la Policía ni la Dirección de Centros Penales tienen conocimiento alguno de los hechos concretos que fueron publicados en El Diario de Hoy.

Perdomo explicó que también han investigado el supuesto asesinato de un pandillero a quien apodaban El Pequeño y que habría sido ordenado desde el penal de Barrios, pero que las investigaciones arrojan que este crimen pudo haberse realizado en años anteriores.

Uno de los pandilleros que es mencionado en la publicación ha pedido protección a las autoridades penitenciarios porque dijo que se siente amenazado su vida.

"Vamos a proceder a aislarlo para proteger su vida, nos pidió de inmediato que le ayudáramos al respecto porque aparece como el de las personas actores mencionadas", dijo Perdomo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación