Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Investigador policial asesinado a cien metros de policías y soldados

El homicida del policía huyó en la motocicleta propiedad de la víctima, quien se dirigía a su trabajo en San Juan Opico

El investigador policial viajaba de su casa, en una zona rural de Suchitoto, hacia la delegación policial de San Juan Opico, donde estaba asignado como investigador. Foto EDH / Jaime Anaya

El investigador policial viajaba de su casa, en una zona rural de Suchitoto, hacia la delegación policial de San Juan Opico, donde estaba asignado como investigador. Foto EDH...

El investigador policial viajaba de su casa, en una zona rural de Suchitoto, hacia la delegación policial de San Juan Opico, donde estaba asignado como investigador. Foto EDH / Jaime Anaya

Un investigador policial asignado a la delegación de la Policía Nacional Civil (PNC) de San Juan Opico, La Libertad, fue asesinado ayer a las 7:15 de la mañana, a menos de cien metros de la casa que ocupa un grupo combinado de policías y soldados.

La víctima fue identificada como Luis Adilio Rivera Escobar, quien vivía a pocos kilómetros de donde fue asesinado.

Se presume que el investigador fue acribillado por una persona a quien llevaba como pasajero en la motocicleta en que se conducía , según explicaron las autoridades policiales que se hicieron presentes, ayer, al lugar del hecho.

El crimen ocurrió en el cantón San Francisco, municipio de Suchitoto, en la carretera que conecta a este municipio con Aguilares.

En la escena del crimen fue hallada un arma de fuego, con la que presuntamente fue asesinado el agente policial, el casco que supuestamente llevaba el homicida y varios casquillos de balas, aseguraron investigadores del caso.

La motocicleta, propiedad de la víctima, fue utilizada por el asesino para escapar del lugar del hecho, ante la mirada de un militar que, al escuchar los disparos, salió a la calle a ver, según comentaron vecinos que presenciaron el hecho, pero que, por temor, pidieron no ser identificados.

Como a unos 25 metros de donde quedó tendido el cadáver del investigador, un familiar de la víctima indicó a los policías que había una gorra negra con las letras VBR bordadas. Los policías ampliaron la zona de búsqueda de evidencias, ante ese hallazgo.

Autoridades policiales no descartan que el homicidio haya sido cometido por miembros de pandillas que dominan la zona.

Sin embargo, parientes del policía se sorprendieron al saber que, posiblemente, el pasajero que llevaba, lo había asesinado, pues aseguraron que el investigador les había dicho que no podía subir a nadie en la moto porque "la andaba desarrollando", ya que la semana pasada la había comprado nueva, en un negocio de Lourdes, Colón.

La madre dijo que su hijo tenía poco más de cuatro años de ser policía y que ella ya le había pedido que se saliera de esa institución, debido al alto riesgo. En esa ocasión, él le respondió que el peligro estaba en cualquier lugar.

En otro hecho cometido ayer, al mediodía, Daniel Jacobo Merlos, fue asesinado mientras conducía un autobús de la ruta 125, que hace su recorrido entre San Salvador y la cabecera departamental de Chalatenango.

El hecho fue perpetrado en el tramo de la carretera entre el desvío de Amayo y Chalatenango, en el cantón Cerro Partido, informó la policía.

Asimismo, una persona resultó muerta, ayer, durante un tiroteo en la colonia Layco, sobre la 5a. Avenida Norte de la capital.

El martes en la noche, la PNC reportó el asesinato de un hombre y una mujer, cuyos cuerpos aparecieron dentro de un auto con reporte de robo, en un tramo de la carretera que conecta Quezaltepeque con la carretera Panamericana, en San Juan Opico.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación