Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Inhalar azufre pudo favorecer la muerte de pacientes renales

Protección Civil confirmó tres decesos, dos de ellos eran pacientes con cáncer y uno renal

Los candidatos recibieron instrucciones del Coena para que trabajen por la conquista de electores. Foto EDH / cortesia marn

Los candidatos recibieron instrucciones del Coena para que trabajen por la conquista de electores. Foto EDH / cortesia marn

Los candidatos recibieron instrucciones del Coena para que trabajen por la conquista de electores. Foto EDH / cortesia marn

Ayer las autoridades de Protección Civil informaron sobre los decesos de María Erminia Moreira, de 90 años; Francisco Quintanilla, de 78 años, y de una tercera persona cuya identidad y edad eran desconocidas al cierre de esta nota.

Las autoridades no se atreven a desligar sus muertes de una posible intoxicación por la inhalación de gases de dióxido de azufre que está emanando el volcán Chaparrastique, aunque explicaron que uno de los fallecidos padecía insuficiencia renal cónica y otros dos padecían cáncer.

Jorge Meléndez, secretario de Vulnerabilidad, dijo que los dos pacientes estaban en la etapa terminal de sus enfermedades, "pero en el reporte emitido por las autoridades del Sistema Básico de Salud Integral (SIBASI) no descartan que pueda haber una vinculación a la inhalación de gases".

Dicho de otra forma, las autoridades sospechan que inhalar el tóxico podría haber acelerado sus muertes, aunque el funcionario enfatizó en que las causas principal de los decesos, en todo caso, serían las enfermedades que padecían.

Las víctimas murieron en sus viviendas, luego de que decidieron abandonar el albergue de Puerto El Triunfo, donde fueron llevados tras la erupción del volcán de San Miguel, registrada el domingo.

"(Los gases) pudieron haber incidido en acelerar sus condiciones; ellos estaban graves y lo que (el Ministerio de) Salud dice es que esa condición grave se puede haber sido afectada al inhalar el gas tóxico", reiteró el funcionario.

Las víctimas residían en el cantón Piedra Azul, municipio de San Rafael Oriente, una comunidad que está en riesgo crítico, porque está en la ruta de los gases que emanan del coloso.

Hospitalizado

Asimismo, el ministro de Gobernación, Ernesto Zelayandía, confirmó ayer que una tercera persona está ingresada en el hospital San Juan de Dios, por intoxicación con dióxido de azufre.

Se trata de Óscar Armando Solís Quintanilla, de 20 años, quien habita en el caserío La Cruz, del cantón Conacastal, jurisdicción del municipio de Chinameca.

Según Zelayandía, Solís Quintanilla estaba albergado en el municipio de Quelapa, pero el miércoles al mediodía decidió volver a su casa. Esa misma tarde regresó en búsqueda de atención médica, por la intoxicación.

Los síntomas que presentó, según las autoridades, son dolores de cabeza, náuseas y un fuerte ardor en los ojos, así como un dolor de garganta y problemas respiratorios.

Las fuentes dijeron que el paciente está ingresado y podría ser dado de alta mañana, porque los médicos decidieron dejarlo en observación.

Zelayandía dijo estar preocupado porque el flujo de los vientos está evitando que la pluma de gases no se eleve, como lo había estado haciendo en los últimos días; al contrario, el flujo está haciendo que descienda, a las faldas del volcán.

En esa ruta hay no menos de seis comunidades que se encuentran ahora en una situación crítica, porque temen una intoxicación masiva por el azufre.

A pesar de lo anterior, Zelayandía señaló que no tienen previsto hacer más evacuaciones en la zona.

"Eso se determinará en el momento que sea necesario", argumentó. No obstante, se supo que a medianoche del miércoles, las autoridades de Protección Civil tuvieron una reunión privada en San Jorge, con varios ediles de las zonas que se han visto afectadas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación