Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Imponen 40 años de prisión a las Bobadilla por matar a Helene Arias

Para los jueces Alejandro Bobadilla, novio de la víctima, actuó como cómplice necesario para perpetrar el crimen y le impusieron 26 años con ocho meses de cárcel

Los procesados al momento de escuchar el veredicto. FOTO EDH Omar Carbonero, vía Twitter.

Los procesados al momento de escuchar el veredicto. FOTO EDH Omar Carbonero, vía Twitter.

Los procesados al momento de escuchar el veredicto. FOTO EDH Omar Carbonero, vía Twitter.

Los tres imputados en el asesinato de la Universitaria Helene Stefhany Arias Moreno fueron encontrados culpables por el Tribunal de Sentencia de Santa Tecla.

El encargado de emitir el fallo fue el juez Delfino Parrilla, quien manifestó que Andrea Bobadilla y Claudia Leiva, actuaron con premeditación y con abuso de superioridad al asesinar a Helene.

A cada una se les impusieron 40 años de prisión y al novio de la víctima 26 años con 8 meses de prisión.

Además dijo que Alejandro Bobadilla, al no revelar el encuentro que su novia, tía y madrastra tendrían incurrió en una "actitud omisiva".

El juzgador afirma que el novio de Helene actuó como cómplice necesario.

Considera además que si Alejandro hubiera revelado el encuentro entre Helene y las Bobadillas no se habría concretado la muerte de la joven

"Podemos establecer la coautoría de las dos mujeres en el homicidio de Helene y la complicidad de Alejandro", concluyó el juzgador.

En los argumentos del fallo, el tribunal consideró que la versión sobre los hechos que vertió ayer Andrea Bobadilla no puede considerarse una confesión por contradecirse.

El acta realizada por los forenses tras examinar el cadáver de la víctima determinó que murió a eso de las 4 de la tarde, horas después de haberse encontrado con las dos mujeres en un centro comercial de Antiguo Cuscatlán.

El dictamen forense fue que murió por trauma creaneoencefálico severo.

¿Quién mató a la víctima, si los defensores de Andrea y Claudia me dicen que las juzgue por complicidad? ¿Ella sola se mató?, incriminó el Juez Parrilla durante la lectura del fallo.

Asimismo se dejó claro que el hoyo en el que fue encontrada sepultada la víctima se hizo 15 días antes del homicidio. "Esto lo dijo un testigo", reiteró Parrilla

Las investigaciones también determinaron que el último número telefónico que marcó la víctima fue el de Andrea Bobadilla.

"Tenemos una prueba científica que demuestra que uña incrustada en pecho y cabellos en mano de Helene era de Andrea", dijo el juez.

Parrilla recriminó a los fiscales del caso por no haber interrogado a la madre de Helene sobre el préstamo de dinero que le había hecho a los Bobadilla. Asimismo por no haber verificado los movimientos bancarios de los acusados.

El asesinato

El crimen fue perpetrado el 30 de octubre de 2012.

El cadáver de la joven fue encontrado enterrado en el patio de una casa de la Residencial Quintas de Gratamira, en San Juan Opico, La Libertad.

La Fiscalía sostuvo durante las pesquisas, que la víctima fue asesinada por las dos mujeres, de las cuales una de ella le debía dinero.

Durante el juicio, una de las imputadas, Andrea Alexandra Bobadilla, acusó a su cuñada Claudia Patricia Leiva de Bobadilla, de haber planificado y ejecutado el plan.

Claudia Patricia Leiva de Bobadilla, es madrastra del novio de Helene Arias, y Andrea Alexandra Bobadilla, tía del novio es guatemalteca.

Juan José Bobadilla, el padre del novio de Helene fue detenido durante las pesquisas y dejado en libertad por un tribunal.

"Bitácoras de llamadas demuestran que sí hubo comunicación entre los acusados antes, durante y después de la desaparición de Helene

Muerte a martillazos

La Fiscalía y testigos confirmaron ante el Tribunal de Sentencia de Santa Tecla, que la joven fue asfixiada en un vehículo por las imputadas y llevada aún con vida a la casa de Gratamira. En ese lugar fue atacada a martillazos hasta morir.

Posteriormente fue sepultada en el patio de la casa.

Testigos dijeron en el juicio que una de las imputadas le pagó seis dólares para que cavara un agujero con el pretexto que era para sembrar una palmera.

En ese agujero encontraron a la víctima envuelta en una bolsa negra.

"La confianza y el hecho de que conocía a las personas que la citaron es que propició que ella entrara al carro que ellas manejaban", dijo Rodolfo Delgado, jefe de la unidad anticrimen de la Fiscalía General durante las pesquisas.

Investigadores de la División elite contra el Crimen Organizado (DECO) explicaron que las mujeres habrían metido escondida dentro del vehículo a Helene Arias a la residencial privada Quintas de Gratamira para que la vigilancia no se dieran cuenta. Lo más seguro es que ellas la hayan desmayado, según los investigadores.

En la casa de Gratamira fue encontrado el celular de la víctima.

La hipótesis más fuerte que manejan la Fiscalía y Policía es la de que el crimen tuvo motivación económica.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación