Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Le imponen 730 años de prisión a cabecilla de pandilla en San Miguel

Matías Sorto Pastora (a) "El Tigre" fue hallado culpable de participar en más de 50 delitos

Matías Sorto Pastora fue capturado en febrero de 2013, en una casa carretera hacia Los Planes de Renderos. Foto EDH / Archivo.

Matías Sorto Pastora fue capturado en febrero de 2013, en una casa carretera hacia Los Planes de Renderos. Foto EDH / Archivo.

Matías Sorto Pastora fue capturado en febrero de 2013, en una casa carretera hacia Los Planes de Renderos. Foto EDH / Archivo.

La condena más larga que se haya impuesto en el país la recibió Matías Sorto Pastora, (a) "El Tigre" y cabecilla de la Mara Salvatrucha (MS) en la zona oriental, por más de 50 delitos por los que fue encontrado culpable.

El Tribunal Antimafia de Sentencia de San Miguel le impuso 730 años de prisión a Sorto Pastora y 473 años de cárcel para José David Vásquez, (a) "Molleja", y quien es el segundo cabecilla de esa pandilla, informó la Fiscalía.

Al detallar las penas, la unidad fiscal de Oriente informó que Sorto Pastora recibió 513 años por 15 homicidios y 18 intentos de homicidio; 157 años por 17 casos de extorsiones y 60 años por un secuestro. "El Tigre" ya cumplía una condena por varios delitos.

El 15 de julio pasado, Sorto Pastora fue sentenciado a purgar 47 años en la cárcel por extorsión, tenencia de armas de guerra, falsedad ideológica, tráfico de droga, tenencia ilegal de arma de fuego y agrupaciones ilícitas.

Además de Sorto Pastora y Vásquez, también fueron condenadas otras 28 personas, la mayoría pandilleros, a cumplir distintas penas de prisión.

Otros de los pandilleros condenados a purgar penas centenarias son Edgardo Edenilson Larios Arana, con 261 años de prisión, y Juan Antonio Hernández Hernández, a quien le impusieron 295 años de cárcel; y los declararon culpables de haber cometido delitos como homicidios y extorsiones, entre otros.

El jefe de la Fiscalía en Oriente, German Arriaza, explicó que las condenas impuestas a la banda de "El Tigre" son históricas, ya que a ningún delincuente se le había sentenciado a tan altas penas de prisión.

"Es la primer condena de esa magnitud....este es un golpe bastante grande porque este tipo tenía amedrentada a toda la zona oriental", dijo Arriaza.

Explicó que a los integrantes de la referida agrupación criminal se les comprobó su participación en 27 casos de extorsión, 15 homicidios, haber lesionado a 18 pasajeros de autobuses y microbuses en 13 ametrallamientos, siete ametrallamientos a viviendas de víctimas de extorsión y un secuestro.

Agregó que estos pandilleros, dirigidos por Sorto Pastora, delinquían desde 2010, en los municipios de la zona norte del departamento de San Miguel, tales como Carolina, Chapeltique, Ciudad Barrios, San Luis de la Reina y otros.

Ametrallaban autobuses para exigir extorsiones

Durante las investigaciones, se estableció que los pandilleros ametrallaban los autobuses y microbuses del transporte público que hacen recorrido entre esos municipios, sin importarles que fueran pasajeros a bordo, y luego les hablaban vía telefónica a los empresarios para exigirles de 5,000 hasta 50,000 dólares y así dejarían de atacar a las unidades.

A los transportistas que rehusaban a pagarles las extorsiones, les iban a atacar a balazos sus viviendas, como advertencia para que accedieran a sus exigencias económicas.

Llegaron hasta asesinar a una profesora, hija de un empresario de buses, en represalia porque el transportista no se dejó extorsionar.

El crimen se produjo en septiembre de 2012, en los momentos en los que la docente entraba al centro escolar de Carolina, San Miguel.

Arriaza explicó que Sorto le llamó al transportista para pedirle la extorsión, pero como rehusó a pagarle, lo amenazó con matar a su hija. Minutos después de haber perpetrado el homicidio, le llamó al transportista para decirle "se da cuenta que no estoy bromeando".

Este fue uno de los 15 asesinatos por los que recibió la pena centenaria.

Otros homicidios por los que fue sentenciado fue el de una menor que viajaba en un bus que fue ametrallado por Sorto y su banda, hecho registrado en 2010, en el lugar conocido como El Nacaspilo, carretera hacia Ciudad Barrios.

También por las muertes de Pascuala Rodríguez y su hija Romualda Rodríguez, quienes fueron acribilladas a tiros en Ciudad Barrios.

Para evadir a las autoridades policiales, Sorto había usurpado la identidad de su cuñado Miguel Antonio M.C. , quien reside en Estados Unidos.

El jefe fiscal explicó que Sorto Pastora, quien hace tres años fue deportado de Estados Unidos, era el encargado de negociar con las víctimas la cantidad de dinero por cada extorsión y él se identificaba como "El Tigre" o "El Zeta".

La banda criminal comenzó a ser desarticulada el 9 de enero del año pasado, luego que la Fiscalía y la Policía de San Miguel arrestaran a seis pandilleros cuando recogían el dinero de una extorsión.

Sin embargo, ese mismo día, Sorto Pastora les llamó a algunos empresarios del transporte público para amenazarlos, de que si no intercedían por la libertad de Cristian Daniel Ventura y María Armida Zelaya Martínez, iban a atentar contra ellos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación