Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Honduras pide datos de inteligencia al país sobre la MS-13

Autoridades rastrean operatividad transnacional de la mara Salvatrucha

Honduras

Según las primeras indagaciones la MS-13  habría dado dinero al alcalde Romero para financiar su campaña.  | Foto por EDH

Según las primeras indagaciones la MS-13  habría dado dinero al alcalde Romero para financiar su campaña. 

Honduras ha solicitado asistencia internacional a varios países de la región para consolidar su investigación sobre una extensa red de lavado de dinero de la mara Salvatrucha (MS-13) en Honduras.

Ricardo Castro, director de la Agencia Técnica de Investigación Criminal confirmó ayer a El Diario de Hoy que también han solicitado información de inteligencia al Gobierno salvadoreño sobre la organización criminal que esta semana ha recibido un fuerte golpe de parte de las autoridades hondureñas tras confiscarles más de 100 inmuebles, negocios, sociedades mercantiles, dinero en efectivo y la captura de varios de sus cabecillas.

Castro explicó que de momento sólo a Estados Unidos y Colombia han solicitado asistencia internacional pero que están preparando hacer tales solicitudes a otros países, entre éstos El Salvador y Guatemala, pues es una investigación muy extensa en al región.

La operación Avalancha aún se encuentra en desarrollo. Ayer en diversos lugares de San Pedro Sula y otros lugares, la ATIC intervino otros inmuebles,  entre éstos uno perteneciente a David Elías Campbell Ríos, vinculado a la MS-13, donde las autoridades decomisaron tres automotores de lujo y descubrieron toda suerte de comodidades dentro de la vivienda que por fuera aparenta ser sencilla.

Según las autoridades hondureñas, la vivienda de Campbell Ríos tenía un sofisticado sistema de vídeo vigilancia. 

Este hondureño ha sido declarado prófugo de la justicia. Su nombre aparece también vinculado a varias sociedades comerciales.

Ayer en la mañana, el comisario general Héctor Iván Mejía, director de la Policía de Honduras, indicó en una entrevista matutina, que la operación Avalancha continuaba y que faltaba capturar a jueces y fiscales, como parte de la red de lavado de dinero de la mara Salvatrucha.

Exoficial construyó mansión en seis meses

El exoficial de la Policía hondureña, Álvaro García Calderón, logró en solo seis meses construir una lujosa residencia en el pintoresco municipio de Valle de Ángeles.

Calderón fue capturado en su casa de habitación en la zona conocida como La Pozona. 

El arresto es parte de la Operación Avalancha, una ofensiva que inició el martes para capturar cabecillas de una organización de extorsionadores dirigida por la MS.

Según investigaciones, el expolicía compró la propiedad a inicios del año pasado. La lujosa mansión contrasta con las demás residencias de la zona. A simple vista se pueden observar al menos tres pisos de la casa que tiene múltiples y finas ventanas que permiten tener una vista de las montañas del pueblo.

Dentro de la residencia hallaron varias armas. Además,  gran cantidad de uniformes de la Policía Nacional, gorras, fatigas y chalecos antibalas.

García Calderón, que estaba asignado a la Dirección Nacional de investigación Criminal, fue separado de la entidad al reprobar las pruebas de confianza.  El detenido ahora está acusado de asociación ilícita.

Alcalde con deuda a la MS

El alcalde de Talanga, departamento de Francisco Morazán, Jorge Neftalí Romero Mejía, quien fue capturado tenía una deuda de más de 12 millones de lempiras- más de medio millón de dólares- con la MS-13, dinero que el edil habría utilizado para financiar su campaña política.

Según el periódico La Tribuna,  la Fiscalía, conoció que la relación entre el jefe edilicio con los pandilleros comenzó hace varios años, cuando manifestó su intención por convertirse en el jefe de la comuna y habría aceptado préstamos de la MS para financiar su campaña.
 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación