Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"Operación Avalancha" resuena en El Salvador

Honduras investiga sobre furgones salvadoreños y cabecillas de la MS-13

Uno de los cabecillas capturados habría trabajado en este país, en la colonia Miramonte. En San Pedro Sula decomisaron varios furgones a la MS con placas salvadoreñas

Honduras investiga sobre furgones salvadoreños y cabecillas de la MS-13

Honduras investiga sobre furgones salvadoreños y cabecillas de la MS-13 | Foto por elsalv

La Operación Avalancha que ha dejado aturdidas a varias clicas de la Mara Salvatrucha (MS-13) en Honduras y, especialmente, en San Pedro Sula, también podría alcanzar a algunos miembros de esa agrupación que opera en El Salvador, según confirmó a El Diario de Hoy el director de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), Ricardo Castro.

Las autoridades hondureñas tienen fuertes indicios de que uno de los cabecillas capturados el pasado martes en San Pedro Sula, podría haber estado viviendo en El Salvador.

Se trata de Denis Adalid Paguaga Puerto, quien podría haber residido por algún tiempo en El Salvador.

El indicio anterior deriva de un carné que le fue decomisado el día de la captura.

En ese documento, Paguaga Puerto aparece como empleado de una empresa reconocida como proveedora de servicios de mantenimiento y aparatos de aire acondicionado residencial y de vehículos.

Aunque el director de la ATIC no quiso detallar sobre este caso, dijo que el nivel de relación que tiene la MS-13 de Honduras con la de El Salvador,  es muy estrecho.

En virtud de lo anterior es que de pedir información de inteligencia a autoridades salvadoreñas,  han pasado a solicitar asistencia judicial internacional sobre la MS-13 que opera en el país.

“Todas las asistencias que se han pedido son a nivel de inteligencia,  porque lo que menos queríamos era alertar, pero ahorita, lógicamente, tenemos que hacerlo vía judicial, porque el caso ya está judicializado”, dijo Casto en una entrevista a este periódico.

Furgones con matrículas salvadoreñas

El carné del cabecilla Paguaga Puerto no es el único indicio de la relación que podría haber entre los grupos criminales de ambas naciones.

El director de la ATIC también reveló que durante los allanamientos o registros a la empresa Transportes Delca,  también encontraron varios furgones o cabezales con placas de El Salvador.

Estos son parte de los decomisos realizados entre el viernes y sábado anterior,  en dos locales de la empresa Transportes Delca o Inversiones Delca.

El Ministerio Público de Honduras y el Fiscal General de la República, al informar en sus cuentas de Twitter sobre tales decomisos, no se refirieron a que eran incautaciones  a ambas empresas, sino a la MS.

“MP descubre en contenedores asegurados a la MS,  compartimientos para traslado de droga y dinero. Operación Avalancha”, tuiteó el MP el pasado 26 de febrero, cuando decomisaron 50 rastras y 17 cabezales.

Un día  después, esa misma entidad informó: “Con esta nueva acción,  el MP le asegura a MS otros 10 cabezales, 17 contenedores, 1 plataforma, 1 pick up y 1 sedán”.

En total, en dos planteles o estacionamientos de Transportes Delca, le fueron decomisados a la MS-13, según la Fiscalía hondureña, 67 rastras o contenedores y 27 cabezales.

De acuerdo con la información proporcionada por el director de la ATIC, en varios furgones fueron encontrados compartimentos secretos o las llamadas caletas, para transportar dinero o drogas.

Todos esos furgones y cabezales decomisados pertenecen supuestamente, a la empresa Inversiones Delca o Transportes Delca que, según la Fiscalía hondureña, aparece registrada a nombre de David Elías Campbell Licona, a quien señalan como el cerebro financiero de esa organización criminal.

Campbell Licona se encuentra prófugo de la justicia hondureña por lo que es buscado ya internacionalmente.

Transportes Delca, según el director de la ATIC, es una empresa transnacional.

De momento tienen la certeza de que Campbell Licona tiene una sociedad registrada con el mismo nombre, en Houston, Texas.

Asimismo, investigan si también tiene sucursales en Nuevo León y Monterrey, México, y en Barranquilla, Colombia.

Migración de capitales de la MS hacia El Salvador

Castro indicó que tras el golpe asestado a la MS-13 en Honduras, especialmente en bienes decomisados a esa agrupación en San Pedro Sula, no descartan la posibilidad de que haya capitales que sean trasladados a Guatemala o El Salvador, o a otros países de la región.

“Hasta ahorita lo que tenemos es que varias empresas (de la MS-13 que han sido confiscadas en Honduras),  tenían sucursales en varios países. Eso estamos verificando en este momento”, aseguró el director de la agencia de investigaciones,  que ha hecho que muchas de sus pares en Latinoamérica vuelvan la mirada hacia ese país por la estrategia con la cual ha estado abordado la criminalidad desatada por las pandillas en Honduras.

Castro no quiso responder con detalles cuando se le preguntó si la estructura desbaratada en San Pedro Sula tenía negocios en El Salvador. “Esa respuesta sí se la debo”.

Sin embargo, otras fuentes vinculadas a la Operación Avalancha indicaron que los tentáculos de la red de extorsionistas y lavadores de dinero de la MS-13 de San Pedro Sula,  alcanzaban a llegar hasta Guatemala y El Salvador.

Es por lo anterior que las autoridades hondureñas estarían coordinando esfuerzos con las Fiscalías de El Salvador y Guatemala para confiscar por completo,  todas las propiedades, empresas y negocios de esa organización.

Y el director de la ATIC tiene claro que deben quitarle todas las riquezas a la MS.

“Cuando usted le quita los bienes, usted les quita el machete de trabajo. Pero si se agarra un delincuente y se le deja sus bienes, eso le sirve para pagar un abogado, para corromper...”, puntualizó Ricardo Castro, quien con una organización de no más de 200 personas, ha logrado una avalancha de miradas hacia Honduras en la última semana.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación