Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

36 Homicidios entre viernes y el domingo

Al 12 de octubre se registran 3,018 asesinatos, 1,131 hechos violentos más que en 2013

Un investigador recaba evidencias en donde fue hallado el cadáver de un hombre, envuelto en sábanas, en Cuscatlán. Foto EDH / Douglas Urquilla

Un investigador recaba evidencias en donde fue hallado el cadáver de un hombre, envuelto en sábanas, en Cuscatlán. Foto EDH / Douglas Urquilla

Un investigador recaba evidencias en donde fue hallado el cadáver de un hombre, envuelto en sábanas, en Cuscatlán. Foto EDH / Douglas Urquilla

Un triple homicidio en La Paz y siete asesinatos más en Cuscatlán (entre ellos dos dobles homicidios) recrudecieron la violencia que se vivió en el país entre el viernes y ayer.

Entre las víctimas de estos atentados está un agente destacado en la Unidad de Mantenimiento del Orden de la Policía (UMO), quien residía en Colón, La Libertad, donde ayer fue sepultado. (Ver nota en siguiente página). Otro agente fue herido anoche en Montes de San Bartolo III.

Las autoridades informaron que entre viernes y el domingo fueron ultimadas 36 personas: 12 el viernes; 11 el sábado y 13 el domingo.

Con estos casos, la cifra de homicidios en El Salvador se elevó a 3 mil 18 hasta el 12 de octubre. El alza de homicidios ha elevado a 12 el número de muertes que se registran a diario en el país, según autoridades.

Cuscatlán con más muertes

Este departamento de la zona paracentral fue el que registró mayor número de muertes violentas: siete hombres fueron asesinados y uno más, que presuntamente era pandillero, pereció mientras manipulaba una granada artesanal.

Entres las víctimas están Manuel Alberto Hernández, de 20 años, y José Edgardo Vásquez Alvarado, de 23. Ambos regresaban a su casa, a las 6:00 de la tarde, tras participar en un partido de fútbol.

La oficina fiscal de Cojutepeque informó que los jóvenes —junto con otro que escapó del ataque— circulaban en una bicicleta por la calle principal del cantón Santa Lucía, en El Carmen, cuando los atacaron con una escopeta.

Las autoridades, preliminarmente, desvincularon a Manuel Alberto y a José Edgardo de grupos delictivos; no obstante, señalaron que el sujeto que evadió el atentado supuestamente pertenecía a una pandilla y él era el blanco de los delincuentes.

A la misma hora, José Elías Girón Melgar, de 26 años, fue asesinado cuando regresaba de ver un encuentro deportivo. El hecho fue en el cantón Jiñuco, en Cojutepeque.

En el caserío Los Beltrán, en Santa Cruz Nichapa, fueron asesinados dos hombres cuando regresaban de una cancha de fútbol. Mientras que el cadáver de Mauricio Salvador Hernández, de 42 años, fue hallado enterrado cerca del río El Cordoncillo, en el kilómetro 39 de la carretera Panamericana, en San Pedro Perulapán.

La víctima presentaba ocho lesiones provocadas con arma blanca y estaba sepultado en una fosa clandestina de 70 centímetros de profundidad.

En otro hecho de sangre, José Díaz López fue ultimado en el cantón Los Rosales, de Santa Cruz Michapa.

La Fiscalía también reconoció el cadáver de Óscar Hernández Sánchez, quien pereció mientras manipulaba una granada artesanal.

El percance ocurrió en el cantón El Carmen, Cojutepeque. Las autoridades dijeron que era pandillero; no descartaron que cuando manipulaba el artefacto pretendía cometer un hecho violento.

Además, en el barrio Las Flores, de La Unión, mataron con arma de fuego a Israel Blanco, de 20 años. Fuentes policiales dijeron que el sujeto supuestamente se había salido recientemente de una pandilla.

Mientras que Héctor Daniel Calles, de 18 años, murió tras ser atacado en Aguilares, al norte de San Salvador.

En otro hecho, varios hombres que estaba ingiriendo bebidas embriagantes en un negocio del cantón Las Delicias, en San Juan Nonualco, La Paz, fueron atacado a balazos, la noche del domingo.

Luis Alberto Castro y Óscar Edmundo Serrano, ambos de 40 años, murieron en el lugar.

Otros dos hombres resultaron lesionados de gravedad y fueron llevados a un hospital; uno de ellos pereció mientras recibía atención médica.

Las autoridades se limitaron a informar que los atacantes fueron dos sujetos que llegaron al establecimiento en una motocicleta. No se supo cuál pudo ser el móvil del hecho.

Hallan cadáver envuelto en sábanas

La racha de homicidios que hubo el fin de semana en Cuscatlán continuó ayer. Por la madrugada fue descubierto el cadáver de un hombre, de entre 25 y 30 años, que estaba envuelto entre dos sábanas.

La escena fue procesada en el kilómetro 24 y medio de la carretera Panamericana, en el cantón El Carmen, de San Pedro Perulapán.

La víctima, quien no fue identificada, tenía puesto un bóxer y camiseta de color negro. Entre las sábanas fue hallado un pantalón del mismo tono y una camisa café, según fuentes de la Fiscalía.

El reconocimiento se realizó a las 9:00 de la mañana y los forenses determinaron que el hombre tenía unas 12 horas de haber muerto.

Unas horas después, en el cantón Tecoluco Arriba, del mismo municipio, fue ultimado a balazos Joaquín Martínez, de 18 años. Las autoridades no lograron determinar el móvil.

Asimismo, el cuidador de un rancho privado, situado en el cantón Salinas, en Ayacachapa, Sonsonate, fue asesinado ayer, con arma blanca, dentro de la propiedad.

El empleado fue identificado como José Elías Flamenco Aquino, de 21 años.

Las autoridades no lograron establecer si los delincuentes mataron a la víctima con intención de robar o si se debió a otras causas.

Ultiman a ganadero en Concepción Batres

En un potrero del cantón San José, de Concepción Batres, Usulután, fue asesinado el ganadero Randis Dagoberto Díaz, de 39 años.

El señor, quien era oriundo de Santa Elena, siempre en el mismo departamento, fue ultimado a balazos, ayer, a las 10:00 de la mañana.

En la escena fue encontrada la motocicleta en la que la víctima llegó a la zona, aparentemente, a ver unas cabezas de ganado que quería comprar.

Se sabe que por un tiempo Díaz vivió en el extranjero, pero había regresado al país hace varios meses.

En el mismo departamento pereció Carlos García, de 35 años, quien estaba hospitalizado desde la noche del domingo, tras ser atacado a balazos en el barrio La Parroquia, en Santiago de María.

Fuentes policiales informaron que el sujeto presuntamente era integrante de una pandilla y tenía amplio historial delictivo.

Además Óscar Armando García, de 40 años, fue asesinado frente a una cantina situada en el kilómetro 10 de la Troncal del Norte, en Ciudad Delgado.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación