Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Homicidios en alza, pese a que maras prometieron reducirlos

Se registran 113 asesinatos desde que esos grupos prometieron bajar la violencia

Violencia en El Salvador deja 14 personas asesinadas por día

La violencia en El Salvador deja 14 personas asesinadas por día, según cifras oficiales. En la última semana hubo 113 homicidios, pese a que pandillas dijeron que los... | Foto por EDH

La violencia en El Salvador deja 14 personas asesinadas por día, según cifras oficiales. En la última semana hubo 113 homicidios, pese a que pandillas dijeron que los bajarían.

Los homicidios han tenido un incremento considerable en el transcurso de la última semana, al grado que se tiene un promedio de 14 asesinatos por día, a pesar de que los cabecillas de las pandillas se comprometieron, el 22 de abril pasado, a reducir los niveles de violencia y los ataques contra policías, militares, custodios y otros funcionarios como "muestra de buena voluntad" de ellos.

Las cifras que las autoridades han reportado detallan que desde el 22 de abril hasta el 29 de este mes se cometieron 113 asesinatos, la mayoría vinculados a las pandillas, ya sea como víctimarios o como víctimas, según oficiales de la Policía, a quienes se les consultó. En el mismo período del año pasado se tenían 73 asesinatos a razón de nueve homicidios por día, según cifras policiales.

Los cabecillas de las pandillas anunciaron, a través de un comunicado, que bajarían los hechos violentos como muestra de "contribuir a un proceso de paz". Sin embargo, las cifras son reveladoras ya que en la última semana, en promedio, han sido asesinadas 14 personas por día, lo que contradice lo expresado por esos grupos delincuenciales.

El informe oficial detalla que el 22 de abril asesinaron a 12 personas, mientras que los dos días posteriores, 23 y 24 de abril, se registraron 15 homicidios en cada uno de esos días. Al día siguiente hubo 10 crímenes, pero el 26 de abril casi se duplican ya que se registraron 19 muertes violentas. El lunes 27 de abril, las autoridades contaron 11 asesinatos, pero el 28 hubo 18 crímenes y el día siguiente, 29 de abril, se contaron 13.

Los registros de la Policía señalan que en 29 días de abril se cometieron 401 asesinatos, 134 más que en el mismo período del año pasado. Igual comportamiento se registra con las cifras anuales. Es decir, que la violencia sigue una tendencia al aumento en los cuatro meses que han transcurrido de este año. Desde el 1 de enero hasta el 29 de abril se contaron 1,525 muertes violentas, 468 más que el año pasado.

Los cabecillas de esos grupos ilegales manifestaron a través de un comunicado fechado el 20 de abril pasado que habían decidido bajar los niveles de violencia para facilitar un supuesto proceso de paz, luego de que Raúl Mijango presentara una propuesta al gobierno con 26 puntos: 13 para ser abordados por los grupos delincuenciales y el resto, por el Estado y la sociedad.

Precisamente, la noche de ese día en el que se supone redactaron el comunicado para anunciar el compromiso de bajar los índices de violencia, pandilleros asesinaron a la agente Wendy Yamileth Alfaro Mena en la colonia Santa Rosa, cantón Penitente Arriba, de Zacatecoluca, La Paz.

Alfaro Mena fue interceptada por pandilleros cuando se dirigía a comprar tortillas y las autoridades policiales señalaron que el ataque se derivó por su condición de policía.

Masacre y ataques a personal policial

La masacre registrada en el cantón Tunasmiles, en Izalco, Sonsonate, la mañana del 27 de abril, es una muestra de que los niveles de violencia no se han reducido. Por el contrario, van en aumento.

En esa ocasión, pandilleros asesinaron a tres menores y a una mujer, quienes se dirigían a trabajar a la finca Macarena en las afueras de Izalco, pero sobrevivieron otros dos jóvenes, quienes lograron escapar de los delincuentes.

La Policía maneja que las víctimas residían en una zona donde viven pandilleros de uno de esos grupos y que cuando se dirigían a trabajar a otro sector donde se supone hay presencia de integrantes de la pandilla rival, los interceptaron para asesinarlos.

A ese hecho se le suma el ataque a un mecánico de la Policía en la zona Oriental, la noche del viernes anterior en Mercedes Umaña, Usulután.

La hipótesis que maneja la Policía es que los pandilleros mataron a Catarino Víctor Hernández, por ser empleado de la corporación policial.

Pero también los enfrentamientos entre policías y pandilleros tampoco han cesado, los cuales han dejado al menos siete pandilleros muertos y varios detenidos.

En enero pasado, las pandillas también se comprometieron a reducir los niveles de violencia causados por esos grupos ilegales, pero igual, los homicidios han seguido incrementándose.

Ponce duda de compromiso de maras

El criminólogo y articulista de El Diario de Hoy, Carlos Ponce, expresó sus dudas con respecto a que si los comunicados que emiten las pandillas son genuinos, "tanto por su contenido como por el lenguaje empleado en su redacción".

Sostuvo que "las intenciones y promesas plasmadas en ellos, se han topado con escepticismo de la ciudadanía que vive una realidad diferente a la que se ha tratado de proyectar en los comunicados, levantando dudas sobre qué tan ciertos son los argumentos y promesas que se incluyen".

Señala el hecho de que los homicidios sigan en alza, a pesar del supuesto compromiso de las pandillas "refuerza aún más las sospechas sobre el grado de manipulación e influencia de las personas que estuvieron cerca de la negociación propiciada con cabecillas pandilleros durante el gobierno de Mauricio Funes".

Ponce demandó de la Fiscalía General una investigación para establecer un involucramiento de estas personas y su nivel de influencia y manipulación de las estructuras criminales.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación