Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Homicidas de soldado también habrían matado a dos policías en La Libertad

Decenas de personas sepultaron ayer al militar. Ministro de Defensa atribuyó los tres asesinatos a pandilleros de la 18 Revolucionarios.

Entierro soldado

Los restos del soldado fueron enterrados en el cementerio de cantón El Jocote, en San Matías. | Foto por Douglas Urquilla

Los restos del soldado fueron enterrados en el cementerio de cantón El Jocote, en San Matías.

Los pandilleros que el lunes asesinaron con saña al soldado Jonathan Artiga Barrientos en Quezaltepeque, La Libertad, también habrían emboscado y matado a dos policías, el 4 de agosto, en San Matías.

El ataque contra el agente José David Rivera y el sargento José Mario Gómez fue en el barrio Santa Lucía, del referido municipio,  cuando las víctimas llegaron a una vivienda a capturar a un pandillero.

En el mismo ataque resultó lesionado de gravedad un compañero de las víctimas, quien sobrevivió.

El martes, horas antes de que el soldado fuera enterrado cerca  de donde residía con su esposa y dos niños, el  ministro de Defensa, David Munguía Payés, aseguró que las muertes de Artiga y los dos policías serían obra de pandilleros de la 18 del ala Revolucionaria.

Según el funcionario, aún no se ha logrado identificar a los homicidas pero aclaró que ya tienen perfilados a los pandilleros que delinquen en esas zonas de La Libertad.



Unidad militar no sirvió para ayudar a soldado
 Jonathan Artiga, quien laboraba en el Destacamento Militar Número 1, de Chalatenango, iba con su esposa en un bus de la Ruta 161.

Él iba a trabajar y ella se dirigía a vender un saco de maíz.

En el trayecto, unos pandilleros interceptaron el automotor, registraron a los hombres para ver si eran rivales y a Artiga lo retuvieron para luego acribillarlo.

El ministro de Defensa manifestó que dentro de la institución que dirige se ha creado un call center al cual pueden llamar los militares para pedir auxilio cuando consideren que están en peligro por la delincuencia.

Dicha unidad tiene como propósito dar protección al personal. Estos equipos, según el funcionario, tienen la capacidad de reaccionar rápido para estar en los lugares donde se les necesite en un intervalo de entre 10 y 15 minutos.

Sin embargo, Munguía Payés calificó el ataque contra Artiga como un “hecho fortuito” en el que los pandilleros descubrieron que la víctima era parte del Ejército porque le encontraron unas placas de identificación y algunas prendas de vestir que llevaba en su mochila.

“Ante esos casos es muy difícil para nosotros reaccionar... No podemos devolverle la vida (a Jonathan) pero podemos hacer todos los esfuerzos para que este crimen no quede impune”, sostuvo el ministro.

En su cuenta de Twitter, la Policía informó  que había hecho un operativo en conjunto con el Ejército para dar con los asesinos del militar. Al cierre de esta nota se desconocía si ya habían hecho detenciones.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación