Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hombre mata a su expareja frente a hija de cuatro años

Tribunal le había restringido al sujeto las visitas a la niña. El atentado fue en San Miguel

Brendy Campos fue asesinada por Heriberto Paniagua en la casa de un vecino, en cantón Miraflores. Otra niña, que solo era hija de la mujer, queda en la orfandad. Foto EDH / Lucinda Quintanilla

Brendy Campos fue asesinada por Heriberto Paniagua en la casa de un vecino, en cantón Miraflores. Otra niña, que solo era hija de la mujer, queda en la...

Brendy Campos fue asesinada por Heriberto Paniagua en la casa de un vecino, en cantón Miraflores. Otra niña, que solo era hija de la mujer, queda en la orfandad. Foto EDH / Lucinda Quintanilla

Una niña de cuatro años fue testigo ayer de cómo su padre, de 40, mató a su madre en la vivienda de unos vecinos, donde la víctima trató de refugiarse para evadir el ataque.

Brendy Arely Campos, de 28 años, fue asesinada por Heriberto Paniagua, en la lotificación Prados, del cantón Miraflores, en San Miguel.

Meses atrás, un tribunal le había puesto restricciones al homicida para poder ver a su hija, así como para acercarse a su expareja. La decisión judicial de nada sirvió porque Paniagua llegó ayer, armado y enfurecido, a la vivienda de Campos, donde comenzó la pelea.

"Con pistola en mano, dijo que la mataría. Ella estaba sola con la niña y, en su intento por escapar, corrió a pedir ayuda a la casa del vecino. Se introdujo corriendo, pero Paniagua le disparó y cayó tendida en la sala", relató un pariente de la víctima.

Los testigos explicaron que la hija de la pareja presenció el hecho y luego se quedó llorando en medio de la calle.

Parientes de Campos dijeron que ella también tenía otra hija, de siete años. La niña era fruto de otra relación y estaba en la escuela cuando se cometió el hecho.

La víctima y Paniagua estaban separados desde hace meses. Él había regresado de Estados Unidos y en reiteradas ocasiones intentó convencerla para que retomaran la relación.

Se sabe que la víctima había rechazado la propuesta y el homicida creía que ya tenía otra pareja. Por esta razón, él la había amenazado y no era la primera vez que intentaba agredirla.

La madre de las niñas lo denunció y un juzgado le ordenó que únicamente llegara frente a la casa de su expareja los sábados y domingos, para que pudiera ver a su hija.

El jefe fiscal de la Unidad de Vida de San Miguel, Óscar Meléndez, informó que la víctima murió tras recibir un balazo en el tórax.

Agente del CAM y pandillero se matan entre sí

Un empleado del Cuerpo de Agentes Metropolitanos de Agua Caliente, en Chalatenango, y el cabecilla de una pandilla murieron tras enfrentarse a balazos.

El incidente fue registrado la madrugada de ayer, en la 2a. Avenida Sur, del barrio El Centro, en el referido municipio. La Policía informó que el agente William Leonel González, de 39 años, sorprendió a Cristian Saturnino Lemus Pineda, de 27, cuando este tocaba la puerta de una casa donde llegó a exigir dinero.

Cuando el pandillero vio a González le disparó y el agente hizo lo mismo para defenderse. Ambos murieron.

Más ataques

Ayer, en el cantón Los Amates, también en Chalatenango, fue asesinado Félix René Muñoz Lemus, de 21 años, durante una balacera que se produjo en una fiesta del cantón.

Comandos de Salvamento reportó también el homicidio de Blanca Sorto y heridas en William S., y Mario M., ambos menores de edad, en otra balacera en Jucuapa, Usulután.

La noche del martes, fue asesinado Emerson Gabriel Sánchez, de 20 años, en la colonia Cima III, en San Salvador. La víctima trabajaba en la zona como repartidor de gas.

Ayer se registró un nuevo ataque en Tejutepeque, Cabañas, donde dos niños resultaron heridos y dos adultos más fueron asesinados. Vecinos señalaron que las víctimas no tenían relación con pandillas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación