Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hombre estará 20 años preso por violar a adolescente

El agresor abusó de ella varias veces hasta que la embarazó. El Tribunal lo obligó a pagar $1,600 de responsabilidad civil.

El agresor era amigo del padre de la familia de la víctima, por lo que tenía acceso en todo momento a la casa de ella. Foto EDH / Archivo

El agresor era amigo del padre de la familia de la víctima, por lo que tenía acceso en todo momento a la casa de ella. Foto EDH /...

El agresor era amigo del padre de la familia de la víctima, por lo que tenía acceso en todo momento a la casa de ella. Foto EDH / Archivo

José Ángel Lazo pasará los próximos 20 años en la cárcel tras haber sido declarado culpable de abusar sexualmente, y en reiteradas ocasiones, a una adolescente de 13 años.

Los actos que se le imputan al agresor ocurrieron entre los años 2010 y 2011, en la vivienda de la víctima, situada en un cantón de La Libertad.

De acuerdo con las investigaciones, para cometer la violación, el hombre se valió de que era una persona de confianza para la familia de la menor, porque trabajaba con su padre desde hacía varios años tenía acceso a todas las áreas de la casa.

En 2010, cuando la víctima tenía 13 años, Lazo coqueteaba con ella, la tomaba de la mano, la besaba y la tocaba en diferentes partes del cuerpo.

Iris Ramírez, fiscal del caso, detalló que el acusado le decía a la adolescente que la amaba y que quería tener relaciones sexuales. Ella, sin embargo, le respondía que no quería nada con él, porque era un hombre mayor.

La víctima declaró que en octubre de 2010 estaba viendo televisión con el imputado en la sala de la casa y él intentó abusar sexualmente de ella por primera vez, pero ella salió corriendo y logró escapar.

En otra ocasión, la adolescente salió a las 10:30 de la noche al servicio sanitario cuando en el trayecto encontró al imputado y este comenzó a acariciarla y seducirla.

El hombre abusó de la víctima y desde esa ocasión sostuvieron encuentros sexuales en 13 ocasiones, desde octubre de 2010 hasta julio de 2011.

Convicto la embarazó y le pidió abortar

La agredida relató que, en agosto de 2010, su padre corrió de la casa a José Ángel porque sospechaba que tenía malicia con su esposa. No obstante, la adolescente siempre se reunía con el agresor para tener relaciones sexuales, hasta que un día le contó que tenía un retraso menstrual.

Aunque Lazo se mostró preocupado con la noticia, este siguió teniendo relaciones con la joven y hasta llegó a practicar sexo anal con ella, bajo la excusa de que así no quedaría embarazada.

En junio de 2011, no obstante, la menor quedó embarazada y el convicto le dijo que abortara; luego la convenció para que tomara píldoras anticonceptivas e ingiriera unas bebidas amargas .

Días después, José Ángel le manifestó a la víctima que no impediría que naciera el bebé, pero le pidió que no le dijera a su familia que él era el padre, porque no quería ir preso. Esa fue la última vez que la jovencita habló con él.

Tras guardar silencio por varias semanas, la adolescente le contó lo sucedido a su madre y luego denunciaron a Lazo. En el juicio, realizado en el Tribunal de Sentencia de Santa Tecla, también obligaron al agresor a pagar $1,600 por responsabilidad civil.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación