Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hipótesis apunta a que alcalde Osicala era extorsionado

Alumnos del curso de dibujo y pintura que se imparte en las instalaciones de la alcaldía municipal de Osicala, esperaban afuera de la misma, está ya lucía con listones en blanco y negro en señal de luto por la muerte del edil. Foto edh / jenny ventur

Alumnos del curso de dibujo y pintura que se imparte en las instalaciones de la alcaldía municipal de Osicala, esperaban afuera de la misma, está ya lucía con...

Alumnos del curso de dibujo y pintura que se imparte en las instalaciones de la alcaldía municipal de Osicala, esperaban afuera de la misma, está ya lucía con listones en blanco y negro en señal de luto por la muerte del edil. Foto edh / jenny ventura

MORAZÁN. Mientras las autoridades policiales y fiscales manejan con reserva el asesinato de Fredy Edilberto Villela, de 46 años y alcalde de Osicala, Morazán, algunas personas que conocían al edil no dudan que este estaba siendo extorsionado desde que inició su periodo municipal en 2012.

Sin embargo, el jefe fiscal de la zona oriental, German Arriaza, explicó que están recabando los elementos necesarios para determinar el móvil del crimen, aunque no se puede descartar la extorsión como causa del homicidio, dijo. La zona es asediada por pandilleros.

García fue asesinado a las 5:30 de la tarde del viernes en cantón El Tablón, de Osicala, cuando repartía cereales a los niños de escasos recursos de esa y otras comunidades del departamento, según detallaron algunas fuentes.

"Él me habló a las 5:20 al celular pidiéndome que le dijera al sobrino con urgencia que lo llegara a encontrar en el camino, en eso la llamada se cortó y ya no supe más, sino hasta 20 minutos después que lo habían matado", dijo sollozando la compañera de vida del alcalde.

La mujer, no solo fue la última persona que tuvo contacto con el edil antes de ser asesinado.

Algunos vecinos que conocían al alcalde no dudan que era víctima de delincuentes que extorsionan en la zona.

"Le pedían la renta siendo alcalde, creemos que a eso se debió que lo hayan asesinado", manifestó una fuente.

Según personas que trabajaron con el edil, él no tenía problemas personales con nadie, "era una persona muy entregada a los demás, les ayudaba siempre en lo que necesitaban". Lo describen también como un buen padre de familia.

El alcalde por el partido Gana deja en orfandad a un bebé, al igual que una niña de 4 años y a otros tres hijos mayores de edad.

Según testigos, el día del crimen el alcalde se dirigía hacia las comunidades a repartir el cereal que el mismo había comprado para entregarlos a los niños, este se hacía acompañar de empleadas y un vigilante y viajaron a bordo de un pick up.

Según lo que le dijeron las autoridades policiales, el ataque de los criminales fue directamente hacia el edil. El resto de los acompañantes resultaron ilesos.

Tanto en la delegación policial como en el puesto local del municipio, no quisieron brindar información respecto a este caso.

Ayer, en horas de la tarde, el oficial de servicio en turno quien se identificó solo como Zelaya Rodríguez, afirmó que no podía brindar información porque una unidad central de investigación de San Salvador estaba llevando el caso.

Una persona que conocía desde hace varios años a Villela, aseguró que este les había externado meses atrás que estaba siendo víctima de extorsión por pandilleros que asedian la zona.

"Nos dijo que estaba siendo extorsionado, pero pasó el tiempo y ya no supimos nada más al respecto", aseguró la fuente, que se disponía a participar de la velación del funcionario municipal.

¿Por envidia?

Un familiar aseguró que la envidia pudo haber sido también la causa de muerte del alcalde.

"Él estaba haciendo muchos proyecto, bastantes obras de beneficio para las comunidades, desde que el se metió a ser alcalde los demás no vieron bien eso", dijo.

Agregó que desde un inicio le advirtieron que ser alcalde lo llevaría a la muerte, esto porque hace 20 años fue asesinado de la misma forma el edil de ese entonces, Natividad Majano, quien residía en el cantón de Agua Zarca.

El alcalde recién había regresado a Osicala en 2011, luego de vivir por 14 años en los Estados Unidos, cuando la comunidad y el partido Gran Alianza por la Unidad Nacional (Gana), lo eligieron para que se postulara al cargo.

Vecinos de Osicala también creen la hipótesis de este homicidio haya sido motivado por la envidia de terceras personas, debido al protagonismo que tenía el edil.

En el municipio se mostraron consternados por la perdida del alcalde, "aún no lo podemos creer, él siempre se dedicó a servir a la comunidad aún no siendo alcalde, solo esperamos que se haga justicia y que capturen a los asesinos", manifestó una de las residentes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación