Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hijo mata a su padre en zona rural de La Unión

En un sector rural de Coatepeque, Santa Ana, tres hombres fueron asesinados  a escopetazos durante una velación.

ctv-p7w-imagen-homicidio-km-8-carretera-oro-ilopang-25747274

Lo que inició como una pelea entre padre e hijo por diferencias familiares terminó en tragedia, al ser asesinado José Trinidad Henríquez, de 62 años, presuntamente por uno de sus vástagos.

El crimen ocurrió dentro de la vivienda de la víctima, ubicada sobre el kilómetro 176 carretera Litoral, en el cantón Loma Larga, municipio y departamento de La Unión. 

Datos proporcionados por la Policía Nacional Civil (PNC) revelaron que el presunto hechor fue el hijo mayor de la víctima, quien huyó después de cometer el parricidio. Hasta ayer las autoridades  no lo habían logrado capturar. 

Según allegados a la familia, la noche del martes, padre e hijo estuvieron bebiendo licor pero luego ambos se enfrascaron en una acalorada discusión.

A eso de las 10:00 de la noche, el hijo de Henríquez sacó su pistola y le disparó varias veces a su progenitor, quien se dedicaba a la producción y comercio de lácteos en el mercado municipal de La Unión.

Ataque en velación

Mientras tanto,  tres hombres supuestos miembros de una pandilla fueron asesinados cuando se encontraban en una velación en la lotificación San Isidro, cantón Los Conacastes, municipio de Coatepeque, en Santa Ana.

Las víctimas fueron identificadas como José Geovanny Ramos, de 21 años, Alexander Rodríguez, de 19; y Juan Antonio Estévez, de 40.

La Policía señaló que el móvil del múltiple homicidio fue motivado por rencillas entre pandillas ya que las víctimas pertenecían a un grupo delictivo contrario al de los sujetos que cometieron el crimen.

El hecho, según la Policía, les fue reportado a las 8:10 de la noche del martes. Veinte minutos después, la policía había capturado a un menor de 17 años y a un adulto, quienes según sobrevivientes, fueron los que cometieron el ataque, utilizando dos escopetas.

La Policía informó que debido a que en la zona hay diferentes bases policiales, lograron hacer un una especie de círculo, lo cual permitió la captura de los sospechosos.

Estos son señalados de participar en el hecho por varios testigos, quienes proporcionaron las características de ambos pandilleros; sin embargo, la Policía dijo que no solo ellos dos estuvieron involucrados, al menos cinco hombres más también habrían ejecutado  la masacre.

El adulto capturado fue identificado como Marcos Ernesto C., de 19 años.   Los dos sospechosos fueron detenidos cuando huían por la calle principal del caserío El Bejuco, cantón Las Aradas, de Santa Ana.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación