Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hieren a un niño de 7 años en ataque en San Luis Talpa

La Policía informó que en el atentado se hicieron varias ráfagas con diversos tipos de armas

Los múltiples impactos en la puerta de la casa reflejan la magnitud del ataque en San Luis Talpa, La Paz. Foto EDH / Jaime Anaya.

Los múltiples impactos en la puerta de la casa reflejan la magnitud del ataque en San Luis Talpa, La Paz. Foto EDH / Jaime Anaya.

Los múltiples impactos en la puerta de la casa reflejan la magnitud del ataque en San Luis Talpa, La Paz. Foto EDH / Jaime Anaya.

Un niño de siete años fue víctima de un ataque de supuestos pandilleros en el caserío Oro Arriba, del cantón Tecualuya, en San Luis Talpa, La Paz, informó la Policía.

El ataque fue cometido la noche del viernes por 15 pandilleros en contra de otro integrante de la mara rival.

Las investigaciones indican que los sujetos hicieron varias ráfagas de disparos contra la casa de César Josué Jandrez Jandrez, de 22 años, quien se presume que es integrante de la mara 18.

Al momento del ataque que se supone iba dirigido contra Jandrez, éste estaba acompañado de un adolescente de 16 años y del niño, quien sufrió una lesión en el cuello.

La Fiscalía General informó que en el lugar del ataque se encontraron abundantes casquillos de escopetas, carabinas y pistolas.

Durante la inspección del inmueble también hallaron varias porciones de droga, por lo que Jandrez fue capturado por el delito de tenencia y posesión de estupefacientes.

Además informó la Fiscalía que los atacantes eran de la mara Salvatrucha; aunque testigos del hecho dijeron ayer que los agresores eran de la misma pandilla (18) a la que se presume pertenece César Josué, pero de la tendencia "revolucionarios", mientras que él pertenece a los "sureños".

Se supo que los pistoleros salieron de un río y estos residen en la lotificación Mariscal, cercana al lugar donde fue el tiroteo.

Fuentes policiales explicaron que el menor, quien se convirtió en una víctima inocente de la violencia irracional de esos grupos, se encuentra delicado en un centro hospitalario.

Pese a que la Policía realizó un operativo bastante extenso en las zonas aledañas al lugar del ataque, no hubo sospechosos detenidos, aunque las primeras investigaciones arrojan algunas pistas de quienes serían los responsables de este ataque.

Cadáver era de comerciante quezalteco

El cadáver que apareció el jueves pasado en la carretera hacia Chalatenango, a inmediaciones del desvío Amayo, era el de un comerciante de Quezaltepeque, La Libertad, que un día antes había desaparecido, confirmaron fuentes fiscales.

El jefe de la oficina fiscal de Chalatenango, René Peña, explicó que familiares lo identificaron como Ricardo Otoniel Hernández Córdova, de 55 años, por lo que se lo entregaron a sus parientes para que le dieran cristiana sepultura.

Agregó que su cadáver estaba envuelto en dos bolsas plásticas negras y la primera inspección que hicieron los médicos forenses establecieron que éste había sido vapuleado ya que tenía múltiples golpes en el rostro y en la cabeza.

Peña sostuvo que Hernández Córdova era un reconocido comerciante de Quezaltepeque, pero que todavía no se tienen indicios ni pistas de sus asesinos.

"Estamos trabajando en alguna información que hemos recabado, pero todavía estamos corroborando", dijo Peña.

Explicó que tampoco se tiene información sobre las razones de su asesinato, pero que se tienen una serie de líneas de investigación que desistió de revelar para no entorpecer las investigaciones.

Familiares explicaron a las autoridades policiales, cuando llegaron a poner la denuncia de la desaparición a la delegación policial de Quezaltepeque, que desconocían la forma en la que se había extraviado.

Más de 900 homicidios

Los registros de la Policía detallan que 954 personas han sido asesinadas entre el 1 de enero y el 17 de junio de este año. Eso significa que hay una reducción significativa con respecto al mismo periodo del año pasado en el que se habían reportado 1,507 asesinatos.

En 17 días de junio de este año se cometieron 91 asesinatos; mientras que el año pasado se contabilizaban 109 en ese plazo. La Policía registra 553 homicidios menos este año con respecto a 2012.

Los días 1, 2, 5, 7, 8,y el 16, según la Policía, se han convertido en los más violentos de este mes, en los cuales se registraron de siete a nueve asesinatos por día.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación