Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"Hay que advertirles a los jóvenes del peligro de las pandillas"

Jason Kaplan, agregado legal del FBI, destacado en El Salvador

Jason Kaplan, agregado legal de oficina del FBI en El Salvador.

Jason Kaplan, agregado legal de oficina del FBI en El Salvador.

Jason Kaplan, agregado legal de oficina del FBI en El Salvador.

"Todos tenemos que entender al enemigo al que combatiremos", dijo Jason Kaplan, agregado legal de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), de Estados Unidos en El Salvador.

Kaplan estuvo presente en el curso de dos semanas que se impartió a policías centroamericanos, dentro del programa Intercambio de Impacto Comunitario Centroamericano (Cacie).

Agregó que "tenemos que establecer programas y trabajar con jóvenes, acerca del peligro de las pandillas, las drogas y los crímenes violentos".

Sostuvo además que "las pandillas no prestan atención a las fronteras", por lo que se requiere estrechar relaciones duraderas y significativas con los países centroamericanos, para hacerle frente a la amenaza de las pandillas en la región.

Kaplan les hizo ver a los asistentes al entrenamiento virtual que "todos los involucrados en la lucha contra las pandillas transnacionales tienen que estar firmes". Y los alentó a ser "campeones (ejemplos) de sus países y sus comunidades, y para los jóvenes que están creciendo allí, ahora mismo".

El programa Cacie, que es impulsado desde 2013, va dirigido a aquellas personas que cumplen con un papel destacado en la lucha contra las pandillas en sus comunidades, entre estos, líderes comunitarios, aplicadores de la ley y policías que trabajan en la lucha contra las pandillas en sus comunidades.

El adiestramiento pretende que los participantes puedan compartir las experiencias y las prácticas a las que han sido sometidos, para impedir el reclutamiento de más jóvenes hacia las pandillas, ya sea por medio de programas comunitarios, después de que los jóvenes salen de sus jornadas educativas, y otras actividades arraigadas en sus respectivas comunidades.

A los participantes del programa Cacie los seleccionan por ser "apasionados de hacer a sus comunidades, libres de las pandillas violentas, y que trabajan de forma activa para lograr ese objetivo".

En Centroamérica, la oficina del Cacie trabaja coordinadamente con la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), para seleccionar a los asistentes al referido programa.

Además de ese proyecto, el gobierno de Estados Unidos ofrece a las policías de El Salvador y Honduras, la información delincuencial de los pandilleros que son deportados a sus países de origen, para que estos puedan ser controlados.

También, policías centroamericanos son preparados en prácticas para la recolección de información y análisis de la misma, sobre el accionar de las pandillas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación