Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hay 287 asesinatos más que en 2014

Entre el 1 de enero y el 18 de marzo, fueron registrados 913 asesinatos, según las autoridades

Guilermo de Jesús Ramos, motorista de un bus de la ruta 43, fue asesinado ayer en Ciudad Delgado. Fotos EDH / Jaime Anaya

Guilermo de Jesús Ramos, motorista de un bus de la ruta 43, fue asesinado ayer en Ciudad Delgado. Fotos EDH / Jaime Anaya

Guilermo de Jesús Ramos, motorista de un bus de la ruta 43, fue asesinado ayer en Ciudad Delgado. Fotos EDH / Jaime Anaya

Los asesinatos en el país continúan imparables. Aunque hay días en los que las autoridades registran menos hechos violentos que en otros, las estadísticas siguen siendo alarmantes.

Entre el 1 de enero y el 18 de marzo, se tenía un registro de 913 muertes violentas, lo que se traduce en 287 asesinatos más que los cometidos en el mismo periodo de 2014.

El miércoles anterior, hubo 16 homicidios en el país; hasta ese día se habían cometido 271 muertes violentas en el mes, es decir 126 casos más que los documentados en el mismo periodo del año pasado, según fuentes oficiales.

Esa noche se cerró con varios homicidios. Una de las víctimas fue David Hernández, quien trabajaba como vigilante privado.

La Policía informó que a él lo mataron frente a sus vivienda, en la colonia Santa Elena, de Quezaltepeque, en La Libertad.

Además, la Fiscalía reportó el asesinato de Melvin Ernesto Leonor Moisés, de 19 años. Él fue ultimado en un río del cantón Plan de Amayo, en Caluco, Sonsonate.

Simultáneamente fue asesinado en el cantón Izcaquilillo, en Atiquizaya, Ahuachapán, Jonathan Ernesto Solís Bonilla, de 20 años.

El joven se dirigía a su vivienda, situada en dicha zona, cuando varios hombres que portaban armas de fuego lo interceptaron y le dispararon varias veces.

Mientras que en el kilómetro 39 y medio de la carretera Troncal del Norte, en el desvío a un ingenio azucarero, en El Paisnal, fue localizado el cadáver de un hombre.

La víctima, quien no pudo ser identificada, había desaparecido la noche del martes. En ninguno de los casos las autoridades informaron cuáles fueron las causas de los ataques.

Asesinan a motorista de Ruta 43

Catorce días después de que unos pandilleros incendiaran un autobús de la Ruta 43, en el pasaje Santa Marta, de la colonia Nave, en Ciudad Delgado, ayer fue asesinado un empleado de dicha ruta.

El ataque fue cometido cuando Guillermo de Jesús Ramos, de 46 años, circulaba con la unidad por la zona conocida como Puente Las Mulas, unas cuadras antes de llegar al punto de buses, situado frente a una universidad.

Las autoridades informaron que la víctima pereció cuando era llevada hacia el hospital de Ilopango.

El ataque lo cometieron al menos tres pandilleros, quienes no fueron capturados.

El 5 de marzo, igual número de delincuentes llegaron al punto de buses, abordaron una unidad, insultaron al conductor y tras obligar a todos los pasajeros a bajarse incendiaron el vehículo.

En esa ocasión, la Policía dijo que se presumía que el atentado estaría relacionado con las exigencias de dinero que las maras hacen a los transportistas.

Muere cabecilla de mara, tenía órdenes de arresto

Un supuesto cabecilla de pandilla pereció ayer en un enfrentamiento con policías, registrado en la lotificación Fátima, del cantón Amate Blanco, en el límite entre Panchimalco y Rosario de Mora.

La Policía fue alertada como a las 7:15 a.m. que tres hombres tenían un punto de asalto en la parada de buses conocida como El Molino.

Un grupo de agentes y soldados llegaron a verificar y cuando los delincuentes los vieron, empezaron a correr, pero el cabecilla de la mara, identificado como Kevin Cristian Jorge Vásquez de 18 años, (a)"el Moco" les hizo varios disparos.

Los oficiales se defendieron y en la balacera, lo mataron. El cadáver quedó tendido en el patio de una vivienda. Los otros dos hampones lograron escapar, dijo la Policía.

Asimismo, un hombre, de 65 años, que al momento del incidente estaba cortando pitos en el patio de su vivienda, resultó lesionado al quedar en fuego cruzado. Su lesión fue leve y ayer mismo fue dado de alta en el hospital.

La Policía informó que Jorge Vásquez, tenía cinco órdenes de captura, giradas por la Fiscalía, por los delitos de homicidio y extorsión.

Los parientes del sujeto le dijeron a la Policía que desde hace varios días él no llegaba a su casa, situada en el cantón El Jutillo, de Rosario de Mora.

Entre los crímenes en los que se supone que Jorge Vásquez había participado está el de un pastor religioso que fue ultimado dentro de una casa en esa misma zona.

Cerca de su cadáver fue encontrada el arma de fuego, calibre 9 milímetros, con la que atacó a policías y soldados.

Según las autoridades, en los últimos tres meses, han ocurrido cuatro enfrentamientos entre pandilleros y policías en la zona de Rosario de Mora y Panchimalco.

Varios empleados de llantería heridos de bala

Un ataque armado cometido ayer en un negocio de venta y reparación de llantas dejó como saldo cinco trabajadores con lesiones leves.

Las autoridades informaron que varios delincuentes llegaron al establecimiento, situado en la calle Gerardo Barrios, en San Salvador, y sin decirles nada comenzaron a disparar.

Los empleados fueron llevados al hospital por personas particulares y, según la Policía, están fuera de peligro. Se desconoce el móvil

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación