Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"Me han quitado la mitad de mi cuerpo"

Abuelo de niño, de dos años, asesinado en Soyapango reclama que el crimen no quede impune y que tenga la atención del caso jesuitas

"Me han quitado la mitad de mi cuerpo"

Un niño de dos años y medio fue asesinado ayer en comunidad Italia, de Soyapango, en San Salvador. 

El menor identificado como José Adonay murió a causa de varios impactos de bala a eso de las 7:30 p.m. cuando jugaba con el celular de Gerardo de 14 años, un vecino de la Comunidad.

Un hombre se bajó de un vehículo negro y le disparó a Gerardo, dijo la PNC.

El adolescente únicamente resultó con dos heridas de bala. 

Según Rosa Romero, abuela materna del niño asesinado, el joven herido no había recibido amenazas. 

"Me han quitado la mitad de mi cuerpo", fue la desgarradora frase del abuelo de niño, Francisco Cruz, tras conocer la noticia. 

"Quiero que estos casos no queden impunes y que llamen la atención como el de los militares y funcionarios detenidos", agregó. 

Otro menor asesinado

Ayer por la madrugada la PNC confirmó la muerte de Jeremy Justyn, de 6 años, quien salió herido de bala tras un ataque dirigido a su padre en la colonia Santa Clara, cantón Las Delicias, municipio de Santa Cruz Michapa, departamento de Cuscatlán.

El hecho ocurrió el miércoles anterior cuando Héctor Antonio Orantes Salguero, de 41 años (padre de Jeremy) junto al menor  y otro pariente regresaban de un servicio religioso, señala el reporte oficial. 

Orantes Salguero trabajaba como mecánico de autos. Hasta la tarde del jueves las autoridades no daban detalles del móvil del crimen. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación