Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hallan vehículo ligado a ataque contra juzgados

La PNC detuvo en la colonia Málaga, en San Salvador, a un supuesto pandillero que conducía el automóvil.

El carro decomisado en la colonia Málaga tenía reporte de robo desde el 31 de marzo. Foto EDH / Lissette Monterrosa.

El carro decomisado en la colonia Málaga tenía reporte de robo desde el 31 de marzo. Foto EDH / Lissette Monterrosa.

El carro decomisado en la colonia Málaga tenía reporte de robo desde el 31 de marzo. Foto EDH / Lissette Monterrosa.

Cinco días después de que varios pandilleros atacaran a dos policías que custodiaban las instalaciones del Centro Judicial Isidro Menéndez, en San Salvador, la Policía localizó el carro que presuntamente usaron los delincuentes para llegar y luego huir de la zona.

El vehículo placas P284-998 fue decomisado ayer, antes del mediodía, a un adolescente que, según la Policía, es miembro de una pandilla.

Fuentes policiales informaron que la persecución del sujeto empezó en la 25 Avenida Sur—cerca de la colonia IVU, al sur de la capital— y minutos después fue interceptado a unas tres cuadras, en la colonia Málaga.

Varios agentes que custodiaban la escena donde fue detenido el menor manifestaron que el automotor tenía reporte de robo desde el pasado 31 de marzo.

Las fuentes sostuvieron que (la noche del martes pasado) desde ese vehículo los delincuentes pasaron disparando con fusiles contra dos policías que estaban en uno de los portones de los juzgados.

En el atentado resultó gravemente herido el agente Juan Carlos Siliézar, destacado en la División de Protección a Personas Importantes (PPI), y un compañero con el que estaba de turno de trabajo en los tribunales.

El primero murió horas más tarde en un hospital, mientras que su colega sobrevivió y actualmente se está recuperando.

Detenido se disponía a entregar el vehículo

La información sobre el decomiso del vehículo y la captura del sospechoso fue manejada ayer con hermetismo por las autoridades.

Un empleado de la Oficina de Comunicaciones de la Policía señaló que ningún jefe de la corporación se pronunciaría al respecto, porque la investigación todavía estaba en proceso.

Sin embargo, algunos policías relataron que el supuesto pandillero viajaba solo en el carro y les habría dicho que al momento de la detención se disponía a entregar el vehículo a unos sujetos que, al parecer, lo iban a esperar en un taxi.

La entrega del automotor, según él, se haría a pocos metros de donde los agentes lo aprehendieron.

Trascendió que mientras el personal de laboratorio policial hacía la inspección del carro, varios agentes se llevaron de la escena al adolescente en dos ocasiones.

Las fuentes informaron que primero lo condujeron a su vivienda —situada en una colonia aledaña a donde fue la captura— y la otra lo habrían llevado a una zona donde supuestamente podrían estar otros delincuentes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación