Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hallan tres ametralladoras M-60 en un vehículo robado

Armamento fue robado en junio de 2014 del Regimiento de Caballería

Dos de las tres ametralladoras que fueron recuperadas, ayer, por personal de la Fiscalía y de la Policía en una zona donde prevalece el narcomenudeo y con poca presencia de pandillas en la ciudad de Ahuachapán. Foto EDH / Roberto Zambrano

Dos de las tres ametralladoras que fueron recuperadas, ayer, por personal de la Fiscalía y de la Policía en una zona donde prevalece el narcomenudeo y con poca...

Dos de las tres ametralladoras que fueron recuperadas, ayer, por personal de la Fiscalía y de la Policía en una zona donde prevalece el narcomenudeo y con poca presencia de pandillas en la ciudad de Ahuachapán. Foto EDH / Roberto Zambrano

Tres de las cuatro ametralladoras del tipo M-60 robadas a finales de junio del año pasado del almacén del Regimiento de Caballería, en San Juan Opico, La Libertad, fueron recuperadas ayer por la Unidad contra el Crimen Organizado de la Fiscalía y Policía en la colonia La Chacra de Ahuachapán.

No hubo detenciones de sospechosos, ya que el armamento estaba en el baúl del vehículo placas P-481-051, el cual había sido abandonado en la referida colonia. El auto fue robado el 8 de mayo pasado en la colonia Costa Rica de San Salvador, informó la Fiscalía.

Además de las ametralladoras calibre 7.62 mm. se decomisó una canana (cincho para llevar cartuchos) con 60 proyectiles para el mismo tipo de armamento.

El jefe de la Unidad Contra el Crimen Organizado de la Fiscalía, Daniel Domínguez, explicó que "se verificó los números de serie de cada una de las ametralladoras y se comprobó que corresponden a las que fueron sustraídas de Caballería el año pasado".

Agregó que tenían información de que traficantes de armas estaban usando vehículos robados para transportar armamento.

Sostuvo también que se enteraron del hallazgo del vehículo en Ahuachapán y ordenaron hacerle un registro hasta encontrar las tres ametralladoras en el baúl del mismo.

Fuentes policiales explicaron que tenían información de que ese vehículo era usado para transportar armas, pero no se imaginaron que se trataba de las ametralladoras.

Domínguez explicó que por el momento no se puede descartar que el armamento haya estado en poder de alguna pandilla, por lo que han sido enviadas al laboratorio técnico científico de la Policía para que se verifique si han sido usadas y si se les encuentra huellas dactilares en las mismas. "Hemos sacado de circulación este armamento que pudo haber causado muchas muertes", dijo Domínguez.

El robo de las ametralladoras se produjo a finales de junio del año pasado, pero 15 días después se conoció de forma pública.

La sustracción de armamento en instalaciones militares ha enfrentado en distintas ocasiones al fiscal Luis Martínez con el ministro de Defensa, David Munguía Payés.

En una oportunidad, el fiscal Martínez hizo fuertes declaraciones en contra de Munguía Payés al señalarlo como "el ministro más mentiroso y falso que he conocido y lo vamos a desenmascarar", tras participar en el acto de toma de posesión del presidente Salvador Sánchez Cerén, el 1 de junio pasado.

Martínez hizo dichas declaraciones luego que se le negara el ingreso a fiscales a varias instalaciones militares como parte de una investigación de supuesto comercio de armas de guerra.

Recientemente, el ministro Munguía Payés aseguró que 17 fusiles han sido robados en los últimos años de los almacenes de la Fuerza Armada, pero han recuperado tres de los mismos.

Anteriormente, el funcionario sostuvo que este tipo de armamento pesado, las ametralladoras, podrían haber sido enviadas a la agrupación criminal de Los Zetas en México, pero con el decomiso se comprobó que nunca las sacaron del país.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación