Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hallan desmembrado a un supuesto violador

El sujeto fue mutilado en seis pedazos y esparcido en los contornos de una cancha de fútbol

Personal de Medicina Legal trabaja en el levantamiento de las partes de un cuerpo encontrado en Tenancingo.

Personal de Medicina Legal trabaja en el levantamiento de las partes de un cuerpo encontrado en Tenancingo. | Foto por elsalv

Personal de Medicina Legal trabaja en el levantamiento de las partes de un cuerpo encontrado en Tenancingo.

Autoridades encontraron el viernes por la mañana el cuerpo desmembrado de un hombre, al parecer ajusticiado por haber violado a una señora de entre 85 y 90 años, días anteriores en Tenancingo.

El cuerpo fue cercenado en al menos seis partes y abandonado en igual número de puntos en los contornos de una cancha de fútbol y en una hondonada situada en caserío Chipilte, cantón Huisiltepeque, Tenancingo, Cuscatlán.

De acuerdo con la Fiscalía General, el cadáver distribuido en varias partes, aparentemente corresponde al de José Antonio Torres Flores, de 44 años.

Las autoridades indicaron que la cabeza fue hallada en un lugar, según fuentes policiales, tenía un letrero con el siguiente el mensaje: “por violador”.

En la escena, las autoridades no  precisaron que  se tratara de un violador, como se indicaba en el letrero.

Algunos miembros de la Fuerza Armada que prestan seguridad en la zona manifestaron de forma extraoficial que el sujeto había abusado de la señora.

Lugareños comentaron que hace unos días una abuelita de entre 85 y 90 años había sido violada en su propia vivienda, donde residía sola.

El hecho habría ocurrido a la medianoche hacía tres días, explicaron.

Los vecinos de las zona, aseguraron haber escuchado que la señora se quejaba porque padecía de las rodillas, por lo que no le prestaron mayor atención el día del abuso.

Por esa razón, la comunidad pasó desapercibido el abuso al que fue sometida la anciana aparentemente por el sujeto que el viernes apareció desmembrado.

De la violación, se enteraron los vecinos al día siguiente cuando la encontraron  golpeada y con la ropa interior ensangrentada.

La víctima les relató cómo la abusaron, aseguró que casi la asfixiaban. En esa ocasión, la abuelita describió al sujeto violador; de ahí que ayer se rumorara entre los lugareños que el descuartizado era el agresor.

El hecho corrió como pan caliente en el caserío y llegó a oídos de diversas personas, quienes al parecer tomaron la justicia por sus manos.

Aunque las investigaciones recién comienzan, la vecindad asegura que el hombre fue desmembrado por los pandilleros como un ajusticiamiento por el abuso que cometió contra la abuelita.

Comentarios de los lugareños revelan que el supuesto violador se drogaba y cuando  se hallaba en esa condición le daba por cometer hechos tan repudiables como el de la señora.

Aseguran que lo habían visto que luego que se endrogaba subía al caserío donde se registró el abuso, pero no tenían certeza de que sus intenciones fueran contra la abuelita.

Cuando los sujetos, al parecer, confirmaron el hecho no lo pensaron dos veces para asesinarlo con lujo de barbarie.

Varias horas pasaron las autoridades policiales, forenses de Medicina Legal y fiscales procesando diversas escenas en la zona de Tenancingo, a fin de establecer, si las partes halladas en lugares distintos pertenecían al mismo cuerpo. Medicina Legal comprobará con examen de ADN, la unidad de las partes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación