Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hallan cadáver de un pescador que estaba desaparecido

Ever Rivera, de 20 años, fue asesinado cerca de una escuela del cantón Talcualuya, en San Juan Opico. Foto EDH / Jaime Anaya

Ever Rivera, de 20 años, fue asesinado cerca de una escuela del cantón Talcualuya, en San Juan Opico. Foto EDH / Jaime Anaya

Ever Rivera, de 20 años, fue asesinado cerca de una escuela del cantón Talcualuya, en San Juan Opico. Foto EDH / Jaime Anaya

El cadáver de uno de los tres pescadores de Puerto El Triunfo, Usulután, que desaparecieron el jueves pasado, fue encontrado ayer por sus familiares.

La víctima fue identificada como Gariel López; los otros dos hombres aún no han sido localizados.

Las autoridades no establecieron la causa de la muerte, por lo que esperarán la autopsia para determinar si se ahogó o fue asesinado en alta mar.

La mañana del jueves, los hombres salieron a pescar pero no volvieron a casa; un día después la lancha fue encontrada a la deriva por familiares que salieron a buscarlos.

En mayo, seis hombres que se dedicaban a reparar barcos en Puerto El Triunfo, Usulután, también fueron asesinados por mareros y luego enterrados en fosas clandestinas.

Tres meses después, tres jóvenes que regresaban de ver un partido de fútbol fueron ultimados en unos manglares de la Bahía de Jiquilisco.

En otros hechos de violencia, la Fiscalía registró ayer los asesinatos de tres hombres en Cuscatlán. Dos fueron ultimados, en un mismo hecho, en El Carmen; minutos después, otro fue atacado en Santa Cruz Michapa.

Los tres homicidios fueron cometidos con arma de fuego.

Además, el cadáver de Ever Rivera Rosales, de 20 años, fue hallado a 25 metros de la escuela del caserío Las Mercedes, cantón Talcualuya, San Juan Opico, La Libertad.

La víctima salió el sábado de su casa, rumbo a una fiesta, pero no regresó. Unos lugareños descubrieron ayer el cadáver junto con su bicicleta.

Las autoridades informaron que el joven tenía varias lesiones provocadas con un corvo.

Asimismo, un hombre y su hijo fueron atacados a balazos en la puerta de su casa, en la colonia Madre Tierra, Apopa.

Según la Fiscalía, Servando Payés González, de 45 años, pereció mientras era auxiliado en una sede de Cruz Roja de la zona; su padre fue llevado grave al hospital.

Los forenses le contaron 10 heridas de bala en diferentes partes del cuerpo a Payés. El ataque lo cometieron tres sujetos; no se pudo establecer el móvil del atentado.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación