Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hallan cadáver de cobrador que había desaparecido

La víctima trabajaba en una ruta de autobuses de La Paz. Desapareció hace algunos días en misteriosas circunstancias, según FGR.

Policía sospecha que hayan más cadáveres en este sitio.

Policía sospecha que hayan más cadáveres en este sitio.

Policía sospecha que hayan más cadáveres en este sitio.

Un cadáver mutilado en 16 partes fue recuperado ayer por la mañana por las autoridades en las afueras del municipio de San Luis La Herradura, La Paz, informó la oficina fiscal de Zacatecoluca.

El cuerpo estaba enterrado a poca profundidad.

El informe señala que existen bastantes indicios de que la víctima sea Ronald Henry Rivas Molina, de 27 años, un cobrador de buses que desapareció de forma misteriosa hace algunos días.

El informe fiscal detalla que no se pudo determinar el tipo de arma utilizada para el crimen, pero según primeros análisis de Medicina Legal la causa de la muerte sería "trauma de cráneo corto contundente".

Agrega el informe que la víctima pudo haber recibido lesiones con un corvo.

Fuentes fiscales no descartaron la posibilidad de que existan más cuerpos enterrados en la zona, pero por ser un terreno de difícil acceso le será más difícil la inspección del lugar.

Hasta el momento, las autoridades fiscales desconocen los motivos del desaparecimiento y el asesinato de Rivas Molina, aunque no descartan que las pandillas estén involucradas en el crimen.

Por otra parte, la Policía de San Martín sigue en la búsqueda de dos picacheros que han desaparecido desde la mañana del sábado pasado en la carretera San Martín-San José Guayabal.

César Alexander Morales, de 40 años; y su ayudante José Marcos Antonio Vásquez, de 33; se dedicaban a transportar pasajeros en un pick up entre los dos referidos municipios. Se desconocen las razones de su desaparecimiento.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación