Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hallan bomba tipo cazabobos cerca de puesto policial de Panchimalco

El artefacto estaba elaborado con clorato y tenía una batería de moto para detonar el explosivo

Hallan explosivo en puesto PNC Panchimalco

Las autoridades policiales tuvieron que evacuar a los residentes en un radio de 200 metros de los contornos del puesto policial, antes de hacer explotar el artefacto | Foto por Jaime Anaya

Hallan explosivo en puesto PNC Panchimalco

Una bomba artesanal tipo cazabobos fue encontrada la mañana de ayer a 15 metros de la subdelegación policial de Panchimalco, al sur de San Salvador, pero técnicos explosivistas de la Policía la hicieron explotar para evitar una tragedia.

El artefacto que estaba en una caja para zapatos y esta envuelta en una bolsa plástica negra fue dejada por pandilleros la madrugada de ayer cerca de los conos que sirven para bloquear el paso vehicular frente a la subdelegación policial. Aparentemente aprovecharon un apagón para irla a dejar, sin que los policías se dieran cuenta.

El jefe de la delegación San Salvador Sur subcomisionado Oscar Nuila explicó que el artefacto fue colocado cerca de los conos de tal manera que cuando los agentes llegaran a retirarlos por la mañana,  también hubiesen agarrado el paquete y de inmediato se habría producido la explosión.

“Era un explosivo de fabricación casera que había sido elaborado con cables conectados a una batería de motocicleta, clorato y además tenía clavos y punzones metálicos, de tal forma que cualquiera que lo hubiese manipulado sin saber que era, entonces el artefacto iba a explotar y causarle la muerte”, dijo Nuila. Agregó que por fortuna los agentes decidieron no tocarlo y alertaron a la Unidad de Armas y Explosivos de la Policía.

Lamentó este tipo de hechos porque hasta personas civiles podrían haber sido víctimas de la explosión, con solo haber tomado el paquete y con el simple manipuleo pudo haber causado la detonación.

El subcomisionado Nuila explicó que se les ha advertido a los policías de las subdelegaciones y puestos situados al sur de San Salvador de que no toquen ni recojan objetos o paquetes sospechosos que se encuentren cerca de las instalaciones policiales.

Técnicos explosivistas de la Policía hicieron detonar el artefacto, no sin antes evacuar a los residentes en un radio de 200 metros en los contornos  de la subdelegación policial para evitar víctimas entre la  población. Sin embargo, las ondas expansivas causaron leves daños a un negocio cercano.

Nuila sostuvo que definitivamente el atentado iba dirigido contra el personal policial de Panchimalco, para causarle bajas a la corporación policial.

Esta es la segunda ocasión que supuestos pandilleros dejan un artefacto explosivo en la vía pública. La tarde del 28 de agosto pasado, un coche bomba fue abandonado frente al edificio que alberga el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública.

Por fortuna, la carga que se presume se trataba de explosivo plástico tipo C-4 no detonó, aparentemente por la inexperiencia de los delincuentes que pretendían hacerla explotar.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación