Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hallan 213 granadas 90 mm en El Congo

Hasta el momento no hay detenidos ligados al hallazgo de los explosivos

Investigadores de la Policía observan el lote de cohetes antitanque tipo Low calibre 90 mm, los cuales son usados por el narcotráfico para atentar contra funcionarios de gobierno, dijo el fiscal Luis Martínez. Fotos EDH / Mario Amaya.

Investigadores de la Policía observan el lote de cohetes antitanque tipo Low calibre 90 mm, los cuales son usados por el narcotráfico para atentar contra funcionarios de gobierno,...

Investigadores de la Policía observan el lote de cohetes antitanque tipo Low calibre 90 mm, los cuales son usados por el narcotráfico para atentar contra funcionarios de gobierno, dijo el fiscal Luis Martínez. Fotos EDH / Mario Amaya.

Un arsenal de 213 granadas tipo Low fue localizado ayer por la División Central de Investigaciones (DCI) de la Policía y la Fiscalía en una propiedad donde funcionaba una carpintería situada en el kilómetro 51 de la carretera hacia Santa Ana, en la jurisdicción de El Congo, Santa Ana.

El fiscal general, Luis Martínez, explicó que los artefactos tenían no menos de dos años de haber sido enterrados debajo de una pila grande del terreno. De hecho, los cohetes estaban embarrados de grasa para evitar de que se humedecieran. Agregó que a pesar de haber estado varios años enterrados, los cohetes todavía estaban en buenas condiciones para ser usados.

"Tenemos información que estos han sido comercializados incluso con destinos a narcotraficantes de Los Zetas en Guatemala y en México", dijo Martínez.

No descartó que hayan militares involucrados con el arsenal de explosivos, pero que todavía eso está en investigación. "Un verdadero polvorín ilegal que hemos encontrado", dijo Martínez.

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Ricardo Perdomo, sostuvo que el decomiso de los artefactos explosivos ha significado, además de evitar de que llegaran a manos del crimen organizado internacional, quitarles el riesgo que representaban para los residentes en los alrededores de del terreno.

"Hemos encontrado que el protector de algunas de las granadas está deteriorado, eso significa que con un toque puede hacer una explosión", dijo Perdomo.

Fuentes policiales explicaron que por la cantidad de explosivo que se encontraba en el lugar podría haber destruido todo lo que se estaba en varias cuadras alrededor de la propiedad.

Vecinos de la zona explicaron que hace algunos años el terreno era propiedad de un militar, supuestamente guatemalteco, pero éste fue arrestado al descubrirle un lote de fusiles que tenía enterrados en el lugar. Sin embargo, el militar aparentemente habría sido exonerado de los cargos, según los residentes.

Las investigaciones que llevaron a dar con el hallazgo de este arsenal se originaron hace unos dos meses con la llegada a la propiedad de un comando de hombres armados en tres vehículos con placas guatemaltecas, entre éstas una Hummer.

Algunos vecinos aseguraron los vehículos parecían carros patrullas de la Policía de Guatemala, pero esa versión no pudo ser confirmada por la Policía salvadoreña. Los individuos ingresaron con violencia y sometieron a las personas que estaban en el lugar.

Algunos de ellos tenían el acento de guatemaltecos y comenzaron a excavar cerca de la pila, pero al enterarse de que la Policía iba para el lugar porque alguien les había alertado de un asalto en la zona, estos se retiraron.

Hace unos 15 días, policías y fiscales llegaron a la misma propiedad en busca de los explosivos, pero tampoco los encontraron.

Perdomo dijo que habían pedido la colaboración del gobierno de Estados Unidos para poder identificar los lotes y los números de serie de los explosivos y así conocer la procedencia de los mismos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación