Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Goes niega que Funes manejara el auto Ferrari

Hato Hasbún negó que Funes condujera el vehículo de lujo

Tras el percance, el redondel Masferrer fue acordonado por fuerzas elite de la Policía, como el GRP. Foto EDH / Archivo

Tras el percance, el redondel Masferrer fue acordonado por fuerzas elite de la Policía, como el GRP. Foto EDH / Archivo

Tras el percance, el redondel Masferrer fue acordonado por fuerzas elite de la Policía, como el GRP. Foto EDH / Archivo

El secretario de Asuntos Estratégicos del gobierno, Hato Hasbún, negó ayer que el presidente Mauricio Funes fuera el conductor de un Ferrari de casi 250 mil dólares que se accidentó aparatosamente el martes en el redondel Masferrer, en la colonia Escalón, en la capital.

No obstante, las dudas sobre el percance persistieron tras una conferencia de prensa posterior ofrecida por autoridades de Transporte y la Policía, sobre todo porque no dieron certeza de quién acompañaba al conductor en el automóvil.

Tras una conferencia en la Asamblea Legislativa por temas educativos, ayer por la mañana, Hasbún tomó la iniciativa y le dijo a los periodistas: "¿Y no me van a preguntar por el estado de salud del presidente Funes?", a lo que ellos asintieron.

"El presidente está muy, muy bien, ahorita vamos a reunión con él... todo lo demás son especulaciones, lo que ha tenido es una operación normal como cualquiera podemos tener", aseguró.

¿A qué se refiere con "especulaciones"?, se le preguntó. "Por ejemplo, cuando dijeron que el presidente venía manejando un Ferrari, ¿cómo se puede ocurrir semejante locura?", ironizó.

Las autoridades revelaron inicialmente que el vehículo era manejado supuestamente por su propietario, pero luego testigos dijeron que llevaba un acompañante que al parecer se estrelló contra el parabrisas por el impacto.

Coincidentemente el presidente Funes fue hospitalizado ese mismo día por una fractura de cadera causada por una caída, según ha dicho oficialmente el gobierno.

Desde ese día, el gobernante no se ha presentado públicamente, aunque sus funcionarios dicen que lo han visto, han hablado con él y se recupera satisfactoriamente.

¿Pero él (Funes) puede manejar?, se le preguntó a Hasbún. "Claro que puede manejar, pero ¿quiénes manejan Ferraris en este país? ¿Por qué no se lo preguntan?", dijo Hasbún a los periodistas.

¿Él tiene uno?, le volvieron a cuestionar. "De ninguna manera. Miren, no hagan caso a los chambres", indicó.

El funcionario recalcó que "el presidente Funes ni siquiera tiene la capacidad económica para comprar un vehículo de ese tipo" y reiteró que el gobernante se lesionó tras caerse en la Residencia Presidencial.

"El presidente lo que ha tenido es una operación normal como cualquiera puede tener una operación. Cuando yo jugaba fútbol -todavía juego- me lesioné y me hicieron una operación en la rodilla y eso es normal", recalcó Hasbún.

Al final, Hasbún aseguró que el mandatario se recupera "satisfactoriamente".

Explicaciones oficiales

Pero, por la tarde, el Viceministerio de Transporte (VMT) convocó a los periodistas a una conferencia de prensa, con el objetivo de aclarar y dar "detalles" sobre el accidente, cosa que no ocurre con otros percances similares.

Pero la inusual conferencia de la Subdirección de Tránsito de la Policía Nacional Civil (PNC) y la Dirección General de Tránsito del Viceministerio de Transporte (VMT) dejó más dudas que respuestas.

La subcomisionada Guadalupe Quintana, de la Sudirección de Tránsito de la PNC, reafirmó que, de acuerdo con el acta policial, quien conducía el Ferrari era Eduardo Kriete Ávila, de 54 años.

Pero este dato es de lo único que tienen certeza, aclararon.

Según Quintana, en el carro también iba Helweth Batarsé Iriarte; sin embargo ni la subcomisionada de Tránsito de la PNC ni la directora general de Tránsito del VMT, Olivia Artiga, pudieron afirmarlo a ciencia cierta.

¿Cómo lograron identificar al acompañante del conductor?, le preguntó un periodista. "En este momento no tenemos un dato exacto de la persona que lo acompañaba, se podría tratar, y lo recalcamos, se podría tratar de Helweth Iriarte, de 42 años, todavía no es un dato exacto".

La información proporcionada en la conferencia de prensa generó más dudas cuando la directora general de Tránsito del VMT aseveró que todavía tratan de "localizar" al conductor del vehículo y a su acompañante.

"Estamos tratando de localizar al conductor del vehículo. Obviamente esta persona está lesionada, y cuando él esté en las condiciones adecuadas para dar cierta información, pues esperamos que nos la pueda brindar", dijo.

Ayer las autoridades aseguraron que conducir a excesiva velocidad fue la causa del accidente.

Pese a que en un inicio la inspección de la Policía detalló que el conductor del Ferrari pudo alcanzar una velocidad cerca de los 200 kilómetros por hora, ayer dijeron que el vehículo circulaba a 106 kilómetros por ahora.

Las contradicciones en la conferencia continuaban. Artiga explicó que se "desconoce el estado" en el que manejaba el supuesto conductor, ya que no se encontraba en el lugar del accidente y tampoco lo hallaron en ningún hospital; pero aseveró que mediante evaluaciones toxicológicas esclarecerían si también se trataba de un hecho de conducción temeraria, es decir, si hubo ingesta de alcohol y drogas. "Cuando llegamos al lugar del accidente estas personas habían sido auxiliadas y trasladadas a un centro hospitalario", dijo Artiga.

El 21 de diciembre pasado, un auto fue embestido por otro en el mismo redondel y murieron sus tres ocupantes. El supuesto hechor fue detenido de inmediato.

No informan de videos

En seguida se les preguntó sobre qué registraron las cámaras de video en la zona en ese momento, a lo que Quintana respondió que "quien investiga en el país es la Fiscalía y que la PNC es un órgano auxiliar".

"El (material de video) es a requerimiento de la Fiscalía y de los jueces, y sería esa instancia a la que tienen que hacerle las preguntas correspondientes", agregó, a pesar que las cámaras de tránsito son del VMT.

Ante el cuestionamiento de por qué el área del accidente fue acordonada por agentes del Grupo de Reacción Policial (GRP) tras producirse el percance, la subcomisionada Quintana acotó que el personal hacía un "patrullaje normal".

"Hay patrullajes mañana, tarde, noche y madrugada, y estaban patrullando compañeros del GRP", sostuvo.

Además afirmó que los agentes acordonaron el lugar para "proteger la escena".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación