Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Goes acepta que tregua fortaleció a pandillas

Sánchez Cerén reconoció que pacto permitió crecer a esos grupos ilegales

El presidente Sánchez Cerén llega a la sede de la Policía.

El presidente Sánchez Cerén llega a la sede de la Policía.

El presidente Sánchez Cerén llega a la sede de la Policía.

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, reconoció ayer que la tregua que hubo entre las pandillas, entre marzo de 2012 y mayo de 2013, permitió crecer y fortalecerse a estos grupos ilegales, a los cuales les atribuyó ser los principales responsables de la espiral de violencia que golpea a la sociedad salvadoreña.

Sánchez Cerén era vicepresidente del gobierno del expresidente Mauricio Funes cuando las pandillas acordaron hacer una tregua entre esos grupos para reducir los asesinatos, una situación de la que el Ejecutivo trató de desligarse argumentando que solo facilitó ese proceso al que denominaron de pacificación.

"En años anteriores, (la violencia) disminuyó porque hubo un entendimiento entre las pandillas, nosotros no quisimos seguir esa estrategia porque eso lo que permitió fue que las pandillas se incrementaran, que las pandillas se fortalecieran, y nosotros cambiamos la estrategia y entonces se incrementó (la violencia)", dijo Sánchez Cerén, al tratar de desligarse de la tregua entre las pandillas y la cual ha sido cuestionada duramente por distintos sectores.

Incluso, varias expertos en seguridad señalaron que es el momento de que se modifique también el accionar de la Policía ante las pandillas (ver nota siguiente página).

Las declaraciones de Sánchez Cerén se dieron antes que el mandatario iniciara su primera reunión con el gabinete de Seguridad en el cuartel central de la Policía.

En el encuentro, los funcionarios discutieron una serie de temas, entre los que sobresalieron el alza de homicidios, extorsiones y las órdenes criminales que salen de las cárceles por parte de los cabecillas de las pandillas.

Sánchez Cerén aseguró que el incremento de los homicidios, que se mantuvo en los últimos seis meses del año pasado y que ha continuado en alza en los primeros cuatro días de este nuevo año, ha sido provocado por las pandillas debido a que han arreciado los ataques entre estos grupos por disputas de territorios donde atemorizan a sus pobladores, para aumentar las extorsiones y también para controlar la distribución de drogas en esos lugares.

"El principal problema de los homicidios son los enfrentamientos que hay entre las pandillas por las disputas de los territorios", dijo Sánchez Cerén. Agregó que "nosotros no podemos volver al esquema de entendernos y de negociar con las pandillas, porque eso está al margen de la ley, se han vuelto violadores de la ley y nuestra obligación es perseguirlos, castigarlos y que la justicia determine las penas que les corresponde".

Ante el aporte que pueda dar el exalcalde de Nueva York Rudolph Giuliani, para combatir las altas tasas de criminalidad y el accionar de las pandillas, explicó que como ANEP es parte del Consejo Nacional de Convivencia y Seguridad Ciudadana, ahí van a conocer el planteamiento de Giuliani y "nosotros estamos en la obligación de escucharlos".

La primera visita de Giuliani y su equipo de expertos, quien ha sido contratado por ANEP para que haga un diagnóstico y una propuesta de seguridad, está prevista para este mes de enero.

Sin embargo, el presidente no quiso comprometerse si tomarán en cuenta las propuestas que pueda hacer el exalcalde de Nueva York.

Destacó que la confianza que ha generado la Policía Comunitaria entre la ciudadanía ha permitido la reducción de las extorsiones, porque "hay más denuncias y más capturas".

Lara: alza de violencia es percepción ciudadana

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Benito Lara, aseguró ayer por la mañana en una entrevista matutina de la televisión estatal, Canal 10, que la criminalidad en El Salvador no es tan elevada como parece, porque "lo que pasa es que hay que distinguir entre la realidad y percepción".

Sin embargo, Lara cambió su discurso en horas del mediodía tras su salida de la reunión con el presidente Sánchez Cerén y el gabinete de Seguridad.

En esa oportunidad, Lara reconoció el incremento de homicidios que se tuvo en diciembre y en los primeros días de 2015.

"Nosotros veníamos con una disminución leve, desde junio a partir de que tomamos posesión, pero esto se nos complicó en el mes de diciembre, fue el mes del año que tuvimos el mayor incremento de homicidios", dijo Lara. Agregó que el inicio de este nuevo año también se presenta complicado.

Aseguró que en la reunión sostenida con el presidente Sánchez Cerén acordaron impulsar algunas medidas para contrarrestar el alza de los homicidios, pero que por razones de seguridad no las haría públicas.

Lara reconoció que el año pasado hubo un aumento del 57 por ciento de los homicidios, la mayoría atribuidos a las pandillas.

El año pasado se registraron 3,912 homicidios, más de 1,400 crímenes con respecto al 2013, según las cifras de la PNC.

El director de la Policía, Mauricio Ramírez Landaverde, reveló ayer que 51 personas han sido asesinadas en los primeros cuatro días del 2015, es decir, a razón de 13 homicidios por día.

La tregua entre pandillas
Leer más publicaciones en Calaméo

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación