Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Gobierno dice que no seguirá apoyando tregua entre pandillas

Ministro de Seguridad dijo recientemente que se aumentará la presencia de policías en municipios más violentos

Pandilleros entregan algunas armas, la mayoría en mal estado, en el parque Libertad. Como parte de la tregua. Foto EDH

Pandilleros entregan algunas armas, la mayoría en mal estado, en el parque Libertad. Como parte de la tregua. Foto EDH

Pandilleros entregan algunas armas, la mayoría en mal estado, en el parque Libertad. Como parte de la tregua. Foto EDH

El Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, aseguró ayer que su gobierno no continuará apoyando la tregua entre las pandillas, al responder a los cuestionamientos de los periodistas sobre la mediación que hubo durante la gestión de Mauricio Funes.

"Nosotros no vamos a continuar con la tregua", dijo Sánchez Cerén, de forma escueta sobre el tratamiento que le dará su gobierno con respecto a ese aparente pacto de no agresión entre las pandillas.

Similar postura sugirió recientemente el ministro de Justicia y Seguridad Pública Benito Lara, con relación a la autodenominada tregua pandilleril que, para distintos sectores, no ha traído nada beneficioso para la mayoría de los salvadoreños.

Lara dijo la semana pasada que no iban a tomar en cuenta la tregua como tal, pero que le apostarán a una estrategia integral de la prevención de la violencia y delincuencia, y a la intervención de los municipios que presentan los mayores índices delictivos, la mayoría de los cuales son generados por las pandillas.

"Nosotros hemos dicho que si ellos (pandillas) mantienen su acuerdo, nosotros tampoco vamos a interrumpir, pero nosotros no podemos hacer nada que no esté dentro de la ley", dijo Lara en su oportunidad.

El pacto entre las pandillas, que comenzó el 9 de marzo de 2012, se prolongó por un año y dos meses, pero luego comenzó a debilitarse con la salida obligada del general David Munguía Payés al frente del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública por orden de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

El expresidente Mauricio Funes siempre se desligó públicamente de la tregua entre las pandillas, argumentando que solo "facilitaba" ese proceso que llamaba de pacificación.

Sin embargo, Funes se atribuía como logro suyo la baja de los homicidios durante el período en el que estuvo vigente ese aparente pacto de los pandilleros, pero que ahora se encuentra debilitada.

Mijango declara más 10 horas en la Fiscalía

El excomandante guerrillero Mario Alberto Mijango Menjívar, conocido como Raúl Mijango, declaró ayer en la Fiscalía General por más de 10 horas, período en el cual fue interrogado por el trabajo que desempeña en la tregua pandilleril y de los privilegios que recibieron algunos cabecillas de esos grupos en los centros penales.

El fiscal general Luis Martínez ha llamado "hipócrita" la tregua entre las pandillas por considerar que no ha sido a favor del pueblo sino contra el pueblo, porque siguen los homicidios en contra de la gente trabajadora y el aumento de las extorsiones a todos los sectores.

Por esa razón, el fiscal Martínez abrió una investigación sobre las ilegalidades que habrían rodeado ese supuesto pacto de no agresión entre los pandilleros.

Dentro de esa investigación, la Fiscalía trata de establecer responsabilidades penales con respecto al pago de salarios a los supuestos mediadores de la misma y a las familias de cabecillas de pandillas que se encuentran en los centros penales.

Además, el traslado de 30 peligrosos pandilleros de la cárcel de máxima seguridad en Zacatecoluca a penales de menor seguridad, las salidas de los cabecillas de las pandillas de un penal a otro para ofrecer conferencias de prensa y entrevistas televisivas; así como los privilegios de los que gozaron estos cabecillas durante ese período de la baja de homicidios en los centros penitenciarios.

Además de Mijango, también el ministro de Defensa David Munguía Payés es investigado por esas supuestas ilegalidades en torno a ese proceso, quien llegará a declarar el 18 de junio próximo.

Antes de ingresar a declarar, Mijango dijo que respondió a la cita de la Fiscalía porque está dispuesto a colaborar en las investigaciones y, además, porque respeta la investidura del Fiscal Luis Martínez.

Aseguró que desconocía si la declaración sería como testigo o como imputado.

También aprovechó para responder a los señalamientos del fiscal Martínez cuando le dijo que "él es una manipulador de homicidios". Mijango dijo que "hay que acostumbrarse porque al fiscal le gusta usar muchos adjetivos a la hora de que se expresa".

Mijango no supo responder a las acusaciones de Martínez con relación a que él estuvo involucrado en negociaciones de extorsiones durante la tregua.

Aún sin conocerse plan de seguridad

El vicepresidente de la República, Óscar Ortiz, dijo ayer que a partir de la próxima semana se darán a conocer algunas de las estrategias a impulsarse para hacerle frente al problema de la criminalidad.

"Estoy convencido de que en las próximas semanas nuestro gobierno va a comenzar a dar a conocer iniciativa por iniciativa de cómo nos estamos preparando para tratar de golpear las extorsiones, de bajar los homicidios y apostar masivamente por el tema de la prevención a través de políticas públicas de cohesión social".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación