Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

General Bustillo asegura que él no tiene nada que ver con el caso Jesuitas

Aseguró que asesinato de los sacerdotes fue un hecho estúpido que lo ha arrastrado a él y a la Fuerza Armada, sin tener culpa en eso. El exjefe de la Fuerza Aérea no descartó la posibilidad de demandar judicialmente a las personas que sigan

Entrevista del general Rafael Bustillo

El general Rafael Bustillo asegura que él es inocente de las acusaciones que le formulan en el caso jesuitas.  | Foto por Douglas Urquilla

San Salvador, 18 de enero de 2016.

“Quiténme esa mancha (acusación en caso Jesuitas), porque no estoy comprometido con eso”, dijo tajantemente el general retirado Juan Rafael Bustillo, quien es uno de los 17 militares requeridos por el  juez español Eloy Velasco para ser extraditados a España y ser enjuiciados por las muertes de los sacerdotes Jesuitas y sus dos colaboradoras.

De esa manera, Bustillo rechaza las acusaciones que le formula el juez español de ser uno de los autores intelectuales de esos crímenes.

Bustillo, quien en ese entonces era el jefe de la Fuerza Aérea Salvadoreña, aseguró que ya está cansado de que lo involucren en ese caso, cuando él no tuvo nada que ver con esos crímenes, los que calificó de “una estupidez, y eso me ha castigado a mí y ha castigado a toda la Fuerza Armada, ese fue un acto estúpido que hicieron”. 

Lo que más le interesa a Bustillo es que de una vez por todas borren esas acusaciones  en su contra porque ha sido “una  pena para mi y mi familia de que me estén acusando de algo que no he cometido, lo quiero es eso, mi deseo es y voy a luchar para que me quiten de ese señalamiento”.

Pero lo que le molesta al general Bustillo es que el juez Velasco insista en quererlo procesarlos por el caso, cuando ya hubo un juicio en el que resultaron condenados el coronel Guillermo Benavides y el teniente Yhusi René Mendoza.

Recordó que en ese mismo  proceso que se ventiló en el Juzgado Cuarto de lo Penal, en ese entonces nunca fue  llamado a testificar ni mucho menos lo acusaron por esos asesinatos.  Agregó que en otra oportunidad se presentó al Juzgado Cuarto de Instrucción para aclarar las supuestas acusaciones que le hacían, pero ahí le dijeron que no había ningún proceso abierto en contra suya.

Además, según Bustillo, los magistrados “ya dieron una resolución donde dicen ni pueden ser capturados ni pueden ser extraditados”.

No hubo reunión para planificar asesinatos

Bustillo aclaró que la reunión de los altos jefes de la Fuerza Armada, realizada un día antes de los asesinatos de los Jesuitas en el Estado Mayor, en ningún momento se planificaron esos crímenes, sino que se discutió las estrategias que emplearían  para expulsar a los guerrileros del Fmln de las ciudades.

Pese a que discrepa con las posturas ideológicas de los sacerdotes jesuitas, Bustillo asegura que en aquel momento nunca se le pasó por la mente “quererlos matar... si mis hijos han estudiado en la UCA y en el Externado San José”.

Bustillo: campaña de izquierda internacional

Bustillo aseguró que reactivar la acusación en su contra por parte del juez Velasco es parte de una campaña de la izquierda internacional.

“El  propósito de ellos es que nos manden a España, es eso todo, para que allá nos agarren como trapos sucios y anden con nosotros por todos lados”, dijo Bustillo, quien agregó que “tengo más de 20 años de estar sufriendo por ese señalamiento...Que no me dañen ni me difamen porque arrastran a mi familia”.

Aunque asegura que desconoce  quién dió la orden, él se se remitió a lo manifestado por el mayor Camilo Hernández , quien habría asegurado que  “la orden la estaba dando el coronel Benavides, ahora Benavides es la llave, pero Benavides toda la vida se ha callado”.

Bustillo aseguró que se ha reunido en varias oportunidades con el padre José María Tojeira a quien le explicado con pruebas de que él no tiene nada que ver con los asesinatos de los Jesuitas. Sin embargo, Tojeira ha continuado con las acusaciones en su contra, según Bustillo. 

“Lo que lamento es que como un sacerdote jesuita, religioso, como es posible que me haya metido en esto y él no se arrepienta, después de platicar con él desde hace años”, dijo Bustillo.

Aseguró que lo que le llamóla atención es que el padre Tojeira haya ido hablar con Benavides y Mendoza cuando estaban presos y que después Tojeira haya salido diciendo de que “no era justo que solo ellos estuvieran presos y que era posible de que habian autores intelectuales que le habían ordenado a él, entonces ¿por qué sale con eso?”.

Dijo estar dispuesto a ir hasta la Corte Suprema de Justicia a demostrarles a los magistrados con pruebas de que él es inocente de los asesinatos de los sacerdotes jesuitas.

No es atribución de la CSJ aclarar dudas a la PNC

La Corte Plena de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) resolvió responderle a las autoridades de Seguridad y de la Policía de que la Corte no es competente para aclararles  dudas a la Policía con respecto a que si proceden o no las capturas con fines de extradición de 17 militares en retiro, acusados de las muertes de los sacerdotes jesuitas y dos colaboradoras.

El magistrado Rodolfo González explicó que todavía no se les ha notificado por escrito a las autoridades policiales, por lo que esperan hacerlo este jueves o mañana viernes.

“No se les dijo ni que los detengan ni que dejen de hacerlo. Simplemente que la Corte no es quien les dirá lo que deban de hacer”, dijo González.

El ministro de Justicia y Seguridad Benito Lara pidió a la CSJ el 12 de enero pasado que le aclarara si proceden o no las ordenes de captura contra 17 militares salvadoreños emitidas el 5 de enero pasado por el juez español Eloy Velasco.

Lara argumentó que existen tres resoluciones que según él son contradictorias, ya que una de las mismas señala que no se puede capturar con fines de extradición y hay otra que si se puede con la difusión roja de Interpol. También hay otra que deniegan las extradiciones.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación