Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ganadero y empleado fueron acribillados en Tejutepeque

Según parientes, a las víctimas les dieron un tiro de gracia en la cabeza

Policías inspeccionan el lugar donde ayer dos hombres fueron acribillados. Uno sobrevivió al ataque. El crimen fue cometido en Tejutepeque, Cabañas. Foto EDH / Mario Amaya.

Policías inspeccionan el lugar donde ayer dos hombres fueron acribillados. Uno sobrevivió al ataque. El crimen fue cometido en Tejutepeque, Cabañas. Foto EDH / Mario Amaya.

Policías inspeccionan el lugar donde ayer dos hombres fueron acribillados. Uno sobrevivió al ataque. El crimen fue cometido en Tejutepeque, Cabañas. Foto EDH / Mario Amaya.

Dos hombres fueron acribillados ayer como a las 5:40 de la mañana en el caserío San Jorge, en los arrabales de la ciudad de Tejutepeque, en el departamento de Cabañas. Uno murió de inmediato, mientras que otro se encuentra grave en un hospital en San Salvador.

La víctima mortal fue identificada como Sixto José David Pocasangre Canales, de 76 años, quien se dedicaba a la ganadería, según dijeron sus parientes.

Entre tanto, Misael N., quien era empleado de Pocasangre Canales, resultó gravemente lesionado, a pesar de que recibió varios balazos, incluyendo un tiro de gracia, al igual que su empleador.

El hecho ocurrió cuando ambos hombres se preparaban para ordeñar las vacas en un establo propiedad de la víctima mortal.

A consecuencia de los múltiples disparos, también murió una vaca a la cual estaban ordeñando, según explicaron policías del lugar y parientes del fallecido.

Hecho conmociona a Tejutepeque

Ayer a media mañana, al establo donde fue asesinado el ganadero se presentaron decenas de vecinos de Tejutepeque, quienes lamentaban la muerte de una persona a quien describieron como trabajadora, dedicada siempre a sus quehaceres agropecuarios en la zona.

Uno de los hijos de Pocasangre Canales, quien vive cerca del lugar del asesinato, indicó que cuando escuchó la serie de disparos pensó en su padre, porque a esa hora él ya estaba en labores de ordeño, corrió al establo y cuando entró vio al corralero que se quejaba de dolor.

Le preguntó por su padre, pero no obtuvo respuesta debido a la gravedad de las lesiones. Al adentrarse en el establo vio a una vaca muerta; más allá halló a su padre a quien le tocó las manos y el cuello para ver si aún tenía signos vitales. Estaba muerto.

Luego corrió a su casa para dar aviso a la Policía y llevar un vehículo para trasladar el empleado de su padre que estaba gravemente herido.

El hijo de Pocasangre Canales dijo que no sabía quiénes habían asesinado a su padre, pues cuando llegó a la escena del crimen no vio a nadie más que a los dos hombres y al semoviente tendidos.

Además, el familiar afirmó desconocer que su padre, a sus 76 años, tuviera problemas con alguien.

No obstante, fuentes policiales que prefirieron no ser identificadas no descartaron el robo, pues la víctima tenía las bolsas del pantalón hacia afuera.

A finales de noviembre anterior, un comerciante de gas propano y su hijo fueron privados de libertad en el cantón El Zapote, en Tejutepeque. Una rápida intervención policial logró rescatar a ambos y el arresto de varios mareros. En el caso de ayer aún no hay captura de responsables.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación