Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fusiles decomisados en Las Palmas eran del Ejército

Ayer, otros dos fusiles M-16 fueron decomisados en una finca de Quezaltepeque. En ese mismo hecho fue capturado un pandillero

Dos fusiles M-16, dos escopetas y una pistola decomisados ayer en una zona rural de Quezaltepeque. Por este hecho capturaron a un pandillero de la 18. Foto EDH / DOUGLAS URQUILLA

Dos fusiles M-16, dos escopetas y una pistola decomisados ayer en una zona rural de Quezaltepeque. Por este hecho capturaron a un pandillero de la 18. Foto EDH...

Dos fusiles M-16, dos escopetas y una pistola decomisados ayer en una zona rural de Quezaltepeque. Por este hecho capturaron a un pandillero de la 18. Foto EDH / DOUGLAS URQUILLA

Mientras la Policía Nacional Civil (PNC) decomisaba dos fusiles M-16 y 110 municiones para los mismos en una finca de Quezaltepeque, Luis Martínez, fiscal general de la república, informaba que los dos fusiles que la Policía decomisó en la comunidad Las Palmas, eran parte del arsenal activo de la Fuerza Armada de El Salvador (FAES).

Martínez se refería al decomiso que la Unidad Antiextorsiones hizo el pasado 9 de julio en la comunidad Las Palmas de San Salvador, ubicada a pocos metros del complejo militar que alberga las instalaciones del Ministerio de la Defensa Nacional y el Estado Mayor Conjunto de la Fuerza Armada.

En esa ocasión, cuatro pandilleros de la 18 fueron arrestados en el momento en que, según la FGR, recibían instrucción militar, para lo cual habían apagado las luces de la cancha de esa comunidad, bastión de esa agrupación criminal.

En el caso de ayer, el decomiso de los dos fusiles M-16, estaban dentro de una casa ubicada en la finca 14 de Marzo, cantón Macance, municipio de Quezaltepeque, departamento de La Libertad, y pertenecían también a la Pandilla 18 de la facción Revolucionaria.

En el procedimiento de ayer, las autoridades capturaron a Santos Burgos López, quien tiene varios tatuajes en el abdomen que lo identifican con la pandilla 18.

A Burgos López también le decomisaron dos escopetas y una pistola, así como abundante munición para esas armas, indicaron las autoridades policiales.

Sobre este mismo hecho, la Policía dijo que sospecha que con esas mismas armas se han cometido varios asaltos en la vía conocida como calle al Boquerón, que conecta Quezaltepeque y Santa Tecla.

De hecho el lunes anterior, en la misma zona donde ayer fueron decomisados los dos rifles M-16, agentes policiales sostuvieron un intercambio de disparos con pandilleros en el cantón Suchinanguito, del municipio de Apopa.

Aumenta cantidad de fusiles decomisados

De acuerdo con registros policiales, el decomiso de armas de grueso calibre ha aumentado en este año.

El Diario de Hoy publicó recientemente que los registros policiales indicaban que del 1 de enero hasta mediados de julio de este año, 113 fusiles habían sido decomisados a nivel nacional.

La mayoría de esas armas han sido decomisadas a pandilleros, especialmente a la mara 18.

Los fusiles más decomisados han sido los M-16, AK-47 y hasta un G-3, armas consideradas de alto poder de fuego debido a su calibre, su alcance y su potencia de fuego.

Las investigaciones revelan que varios de los fusiles M-16 decomisados han sido sustraídos o robados de los almacenes de intendencia de la FAES. Recientemente, esa institución admitió también el robo de cuatro ametralladoras M-16.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación