Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fusades: Planes de seguridad no han sido efectivos

Sostienen que, a pesar de las metas trazadas, no hay resultados a corto plazo

El director ejecutivo de Fusades, José Ángel Quirós, (centro) destacó los detalles del informe presentado ayer. foto edh / rafael mendoza López

El director ejecutivo de Fusades, José Ángel Quirós, (centro) destacó los detalles del informe presentado ayer. foto edh / rafael mendoza López

El director ejecutivo de Fusades, José Ángel Quirós, (centro) destacó los detalles del informe presentado ayer. foto edh / rafael mendoza López

A pesar del anuncio e implementación de varios planes de seguridad, el gobierno de Salvador Sánchez Cerén ha fallado en su objetivo de reducir el clima de inseguridad, según el informe "El Salvador. Año Político. Junio de 2014-Mayo de 2015", presentado ayer por la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades).

De hecho, este análisis concuerda con las cifras oficiales, las cuales revelan que el gobierno de Sánchez Cerén ha sido el más violento desde los Acuerdos de Paz, con un registro de 4,439 personas asesinadas en los primeros 12 meses de gestión (leer nota siguiente página).

El informe señala que el gobierno ha retomado distintos proyectos contenidos en otras plataformas políticas del FMLN, para echar a andar iniciativas como el Plan El Salvador Adelante, el Plan El Salvador Seguro, la Política Nacional de Justicia, Seguridad y Convivencia, entre otros, pero no se ha logrado llegar con éxito, después del primer año de gobierno, a las metas trazadas a corto y mediano plazo, señala el tanque de pensamiento. "Los planes y políticas no se han traducido en resultados efectivos que reduzcan el clima de inseguridad", señala el documento.

Es más, advierte que el cambio de operatividad de la Policía Nacional Civil (PNC), así como la implementación de la Policía Comunitaria tampoco han significado un proyecto sustancial para enfrentar a las pandillas.

En el primer caso, señala que se han intensificado los ataques directos entre grupos delictivos y los policías y militares. En tanto, sobre la Policía Comunitaria, Fusadaes señala que se busca reducir los homicidios y crímenes en los municipios más violentos, pero sin que haya un control del gobierno sobre dichos territorios.

Por otro lado, Fusades alerta sobre la creación de batallones de Reacción Inmediata de la Fuerza Armada, pues considera que los mismos podrían "representar la violación de los derechos humanos" o "un respaldo de la ciudadanía a políticas de mano dura".

El analista de FUSADES, Rafael Molina, hizo un recuento de los planes y de los proyectos en materia de seguridad del gobierno, y entre los principales hallazgos se puede encontrar que, a juicio del tanque de pensamiento, no ha habido un liderazgo clave en esta materia, sobre todo, por parte del mandatario.

"Se ha observado falta de liderazgo en el Órgano Ejecutivo, duplicidad de funcionarios e indeterminación de los actores que tienen a su cargo las tareas de seguridad", manifestó Molina.

Por otra parte, el informe sostiene que no hay roles definidos entre los principales actores encargados del combate al crimen, es decir el Gabinete de Seguridad, el Comisionado de Seguridad, el mismo Ministerio de Seguridad y, paralelamente, el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia, lo que podría generar "confusión" al momento que la ciudadanía exijan cuentas.

Es más, el informe de Fusades advierte que el Gobierno ha tenido como "excusa" para el financiamiento de planes de seguridad para solicitar préstamos en el Asamblea Legislativa, al tiempo que "las metas trazadas en materia de seguridad en el marco del acuerdo de cooperación conocido como Asocio para el Crecimiento no se han cumplido", advierte.

No obstante, se señalan algunos logros por parte de la administración de Sánchez Cerén en seguridad, como es el caso de no continuar con la "tregua" entre pandillas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación