Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Funes y Pignato visitan albergue

Los afectados se quejaron de falta de agua, frazadas, colchonetas y de recibir la comida de forma tardía.

El presidente Mauricio Funes y su esposa, Vanda Pignato, aterrizaron dos horas tarde a la hora anunciada. Foto EDH / Insy Mendoza

El presidente Mauricio Funes y su esposa, Vanda Pignato, aterrizaron dos horas tarde a la hora anunciada. Foto EDH / Insy Mendoza

El presidente Mauricio Funes y su esposa, Vanda Pignato, aterrizaron dos horas tarde a la hora anunciada. Foto EDH / Insy Mendoza

Con una hora y cincuenta minutos de retraso, el presidente de la República, Mauricio Funes, y la primera dama, Vanda Pignato, aterrizaron ayer en San Miguel para visitar a los afectados y ofrecer una conferencia de prensa junto a otros funcionarios.

El mandatario visitó primero la Gobernación Departamental para conocer el informe de todas las emergencias y posteriormente se desplazó a las instalaciones del Injuve a visitar a las familias albergadas.

Durante su recorrido, que terminó en el cantón Las Placitas, el mandatario rechazó categóricamente que el Gobierno haya reaccionado de forma tardía ante la erupción del volcán Chaparrastique.

"No hemos tenido muertos ni heridos relacionados al acontecimiento", destacó.

El dignatario además rechazó que partidos políticos y empresa privada estén entregando ayuda, porque "el Gobierno tiene la capacidad de atenderlos", señaló.

Las familias que están albergadas en el Injuve, no obstante, denunciaron que ahí no todos recibieron colchonetas y frazadas.

Glenda Cañas, del cantón El Niño, afirmó que no ajustaron las colchonetas para todos: "(Yo) tengo una porque las personas que la tenían se fueron y la dejaron".

Para muchos en el cantón San Isidro, Chinameca, ser albergados es una cuestión de paciencia. La madrugada de ayer tuvieron que pasar más de cinco horas para llegar a un pequeño anfiteatro y recibir una colchoneta y frazadas.

"Este volcán siempre ha estado activo, pero no podemos quedarnos cruzados de brazos e irnos. Tenemos que cuidar lo nuestro y estar a la espera, porque todo es impredecible. A cualquier hora se baila con el Chaparrastique", describió José Rodas, de 55 años.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación