Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Funes pide ayuda a empresarios para combatir extorsiones

El llamado lo hizo justo cuando transportistas de la Ruta 138 suspendieron el servicio por incremento de chantajes

Microbuseros de la Ruta 138 suspendieron ayer el servicio de transporte por ser víctimas de las extorsiones por parte de las pandillas. Foto EDH / Éricka Chávez

Microbuseros de la Ruta 138 suspendieron ayer el servicio de transporte por ser víctimas de las extorsiones por parte de las pandillas. Foto EDH / Éricka Chávez

Microbuseros de la Ruta 138 suspendieron ayer el servicio de transporte por ser víctimas de las extorsiones por parte de las pandillas. Foto EDH / Éricka Chávez

El presidente de la República, Mauricio Funes, pidió ayer al sector empresarial que apoye a su Gobierno para combatir el delito de extorsión, que es uno de los problemas de inseguridad que más afecta a los salvadoreños.

Funes reveló, en su discurso durante el lanzamiento del Plan de Prevención en los Municipios Libres de Violencia, que ha girado órdenes al ministro de Justicia y Seguridad Pública, David Munguía Payés, de fortalecer la Unidad Antiextorsión de la Policía.

La idea principal es crear un "Patronato contra las extorsiones", que buscaría que los empresarios incentiven la denuncia del flagelo.

El mandatario aseguró que le ha asignado al ministro que "recurra a la empresa privada para que nos apoye en esta tarea, porque es para el bien de todos, así como lo hizo en el pasado cuando, la empresa privada apoyó la Unidad Antisecuestro de la Policía".

"Ahora es el momento de apoyar la Unidad Antiextorsiones, en la medida que el delito de extorsión está afectando fundamentalmente a sectores que no tienen recursos para costearse una seguridad privada", agregó Funes.

El llamado presidencial se produjo en los precisos momentos en los que los transportistas de la Ruta 138, que ofrece el servicio de San Salvador a San Luis Talpa (La Paz), protagonizaban un paro en señal de protesta por el incremento de las extorsiones por parte de las pandillas.

A principios de la década anterior, la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) apoyó de forma económica a la División Élite contra el Crimen Organizado (DECO) de la Policía, con lo que se logró erradicar los plagios en el país. Sin embargo, con la llegada de este Gobierno, en junio de 2009, las autoridades policiales decidieron suspender la cooperación que daba ANEP a la referida unidad.

"Estamos buscando no solo aporte económico, sino que colaboración y que nos abran el camino para generar más confianza con los empresarios que están siendo extorsionados y que colaboren con los esfuerzos que hace la Policía", declaró Payés.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación