Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fosa clandestina en Lourdes, la más grande

Los pandilleros las mutilaban para facilitar el traslado hacia ese sitio, lleno de barrancos y quebradas

Un arqueólogo de Medicina Legal trabaja en la recuperación de un cuerpo en una zona montañosa de El Limón, en Lourdes, Colón. Foto EDH / Mauricio Cáceres

Un arqueólogo de Medicina Legal trabaja en la recuperación de un cuerpo en una zona montañosa de El Limón, en Lourdes, Colón. Foto EDH / Mauricio Cáceres

Un arqueólogo de Medicina Legal trabaja en la recuperación de un cuerpo en una zona montañosa de El Limón, en Lourdes, Colón. Foto EDH / Mauricio Cáceres

El cementerio clandestino en el que han sido localizados 24 cadáveres de personas desaparecidas en los últimos años, en una zona montañosa de Lourdes, Colón, La Libertad, es el más grande que ha sido descubierto en los últimos años.

Según la información recabada durante las investigaciones fiscales y policiales, las autoridades esperan recuperar otros 20 cuerpos para sumar 44 víctimas que han desaparecido en los últimos años en el sector de Lourdes y sus alrededores.

Algunas de las primeras 19 víctimas recuperadas han sido identificadas por la vestimenta que llevaban el día de su desaparición y, también, por objetos personales.

Para confirmar científicamente las identidades de las víctimas se harán las pruebas de ADN con sus familiares, explicó el jefe de la Unidad Anticrimen de la Fiscalía, Rodolfo Delgado.

Todavía se trabaja en la recuperación de los otros cinco cadáveres. Del total de víctimas, solo dos cuerpos corresponden a mujeres y el resto a hombres. Delgado sostuvo que los pandilleros de la mara 18 mutilaron a la mayoría de las víctimas para, después, llevarlas embolsadas a enterrarlas en quebradas y terrenos escabrosos de la zona conocida como Tablón El Limón.

Las 14 fosas comunes estaban en un área de 200 metros cuadrados y cada tumba estaba entre 25 y 50 metros de distancia una de la otra.

"Un desprecio total a la vida", dijo Delgado al referirse a la saña con la que los pandilleros asesinaron a toda esa gente.

Aunque es el cementerio clandestino más grande descubierto en Lourdes, Colón, en el área general de Campos Verdes y Villa Lourdes han sido descubiertas otras fosas ilegales. En una de esas tumbas encontraron, en junio de 2010, los cadáveres del agente de la Policía Pedro Antonio Domínguez Sigüenza; y tres de sus familiares.

Un mes después hallaron otros seis cuerpos de personas desaparecidas en Cuyagualo, siempre en Villa Lourdes.

El 18 de junio del 2011, las autoridades encontraron el cadáver del policía Hugo Francisco Molina Hernández, quien tres días antes había sido secuestrado por pandilleros en el mismo sector.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación