Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fiscalía vincula a cabecilla de pandillas con padre Toño

Conversaciones telefónicas interceptadas por la Fiscalía revelaron la comunicación con sacerdote.

A José Timoteo Mendoza Flores lo vincularon con el sacerdote español Antonio Rodríguez, conocido como el padre Toño.

A José Timoteo Mendoza Flores lo vincularon con el sacerdote español Antonio Rodríguez, conocido como el padre Toño.

A José Timoteo Mendoza Flores lo vincularon con el sacerdote español Antonio Rodríguez, conocido como el padre Toño.

A José Timoteo Mendoza Flores se le atribuye ser uno de los cabecillas de la pandilla a nivel nacional. Mendoza Flores cumple una condena de 30 años de prisión por un homicidio que cometió en 2000. También pesa otra pena de ocho años de prisión por haber intentado asesinar a una persona en 1999 y se le procesó por otro homicidio simple.

En agosto del año pasado, la Fiscalía le acumuló otra acusación por extorsión y por facilitar el ingreso de objetos ilícitos a recintos penitenciarios. Mendoza junto a Carlos Ernesto Lechuga Mojica son acusados de ordenar extorsiones en contra de comerciantes del mercado Colón de Santa Ana.

Las autoridades fiscales lo vincularon el año pasado con el sacerdote español Antonio Rodríguez, conocido como padre Toño.

La vinculación se basa en las conversaciones telefónicas que sostuvo el padre Toño con Mendoza Flores a finales de 2013 y principios de 2014 y las cuales fueron intervenidas con orden judicial por la Fiscalía como parte de las investigaciones de esas extorsiones.

Las conversaciones telefónicas revelaron que Mendoza Flores le pidió al padre Toño que les ayudara a ingresar teléfonos celulares de forma ilegal al penal de Cojutepeque.

Otro de los cabecillas que ha sido trasladado del recinto de Cojutepeque a Zacatraz es Douglas Geovanny Velásquez Navas, quien purga una condena de 35 años por un homicidio que cometió en el 2008.

Fue otro de los 30 cabecillas de pandillas que fueron beneficiados con la salida del penal de máxima seguridad en marzo de 2012 para dar paso a una supuesta tregua entre las pandillas. Sin embargo, Velásquez Navas fue removido de nuevo hacia Zacatraz, pero en julio del año pasado regresó a Cojutepeque en una aparente mediación del padre Toño, según revelan las llamadas telefónicas intervenidas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación