Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fiscalía usó dinero de narcobarriles para pago de aguinaldos y “fotocopias”

La Fiscalía dice que pagó aguinaldos ante el déficit presupuestario

MILLONARIO ALLAZGO MA

Los 14.5 millones de dólares fueron encontrados enterrados en barriles en septiembre de 2010 en una hacienda de Zacatecoluca y una vivienda de San Juan Opico. | Foto por Archivo

Los 14.5 millones de dólares fueron encontrados enterrados en barriles en septiembre de 2010 en una hacienda de Zacatecoluca y una vivienda de San Juan Opico.

Pese a la resistencia de la Fiscalía General de la República (FGR) de no revelar el destino de 14.5 millones de dólares encontrados en varios barriles que estaban enterrados en la hacienda El Recolado (Zacatecoluca) y en una casa de una colonia de San Juan Opico,  no tuvo más opción que develar su uso, tras una orden del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP).

De acuerdo con información publicada ayer por un matutino, los 14.5 millones fueron usados entre otras cosas para comprar un terreno para un edificio de la FGR, pagar aguinaldos de sus empleados y hasta para pagar “fotocopias”, a pesar de que la ley señala el destino que debe darse al dinero decomisado vinculado a hechos delictivos.

La FGR se negaba a dar esa información, pero el Instituto de Acceso a la Información Pública , la obligó.

Según la Fiscalía, los 14.5 millones de dólares se les terminaron el año pasado.

Lo último que compraron fue un terreno por valor de siete millones de dólares, donde se construirá un edificio propio donde funcionaría la Fiscalía.

Asimismo, contrario a lo dispuesto a la ley, buena parte de ese dinero encontrado enterrado y por lo cual hay sentenciadas dos personas, fue usado para pagar aguinaldos del personal de esa institución.

Un gasto que llama la atención es el pago de fotocopias por más de 15 mil dólares, según el informe divulgado ayer por La Prensa Gráfica.

Los 14.5 millones de dólares fueron encontrados en 2010 y según la 68 de la Ley Reguladora de las Actividades Relativas a las Drogas (LERARD) ese dinero debió haberse usado para el combate a la criminalidad y no en el uso que se le dio.

La Fiscalía informó, a manera de excusa, que usó parte de ese dinero en gasto corriente ante el déficit presupuestario de esa institución.

No obstante, en el 2012, el entonces Fiscal Romeo Barahona advirtió que los 14.5 millones de dólares no se podían usar en pago de salarios porque la ley ya establecía los usos que se le deberían de dar.

Esa fue la posición de Barahona cuando el entonces Presidente, Mauricio Funes, le recomendó usar parte de ese dinero para contratar personal para el funcionamiento del Centro de Escuchas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación