Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fiscalía solicitó reserva total en caso de Ulloa

Jorge Ulloa Sibrián y otros 13 están acusados de tráfico de droga, asociaciones ilícitas y conspiración.

Nelson García (izquierda) es uno de los abogados defensores de Jorge Ulloa Sibrián (derecha). Foto EDH / Mauricio Cáceres.

Nelson García (izquierda) es uno de los abogados defensores de Jorge Ulloa Sibrián (derecha). Foto EDH / Mauricio Cáceres.

Nelson García (izquierda) es uno de los abogados defensores de Jorge Ulloa Sibrián (derecha). Foto EDH / Mauricio Cáceres.

La Fiscalía General de la República (FGR) solicitó el lunes reserva total para el proceso que inició en contra de Jorge Ulloa Sibrián, de 53 años, y 13 sujetos más, acusados en el Juzgado 9º de Paz de San Salvador, de pertenecer a una red de narcotraficantes.

Varios abogados acudieron a la instancia judicial en representación de los imputados, quienes se quejaron de que la Fiscalía no les ha hecho de su conocimiento el proceso que se sigue en contra de sus clientes.

Bajo fuertes medidas de seguridad, los 14 acusados fueron llevados al tribunal, a quienes un funcionario del Juzgado 9º de Paz identificó uno a uno en los pasillos, por falta de espacio en las salas.

Mientras, dos fiscales auxiliares, de manera hermética y a la carrera, ingresaron al juzgado con gruesos documentos en los que consta la acusación contra los detenidos.

Luego de la entrega, los fiscales se negaron rotundamente a ofrecer declaraciones a los periodistas sobre el caso.

Uno de los fiscales afirmó que tenía orden superior de no referirse al proceso.

"Para mí, a esos señores nadie puede llamarlos delincuentes ni capos ni nada hasta que no sean condenados", afirmó uno de los defensores, el abogado Nelson García.

"Aquí estamos acostumbrados a que a la persona primero la encuadran mediáticamente y después son los chascos en los tribunales, porque los juicios no se ganan en la publicidad, sino en el proceso, donde deben haber pruebas", destacó García.

Ulloa Sibrián en sus escasas palabras dijo: "Esto es una cosa que no es como ellos dicen, mire todo el montón de gente inocente que tienen aquí, que no tienen nada que ver de lo que supuestamente hablan".

El supuesto capo afirmó que las autoridades se basan en lo que algunas personas han dicho, pero que no han comprobado. Y agregó que no hay propiedades ni cuentas a su nombre.

En cuanto a los señalamientos, Ulloa Sibrián afirmó que "en este país, a nadie le puede ir bien, porque creen que todo es mal habido (...) yo he vivido seis años en New York y he trabajado duro, espero que todo caiga por su propio peso".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación