Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fiscalía cita a Funes a declarar sobre la tregua de pandillas

Citatorio se da después de que pandilleros revelaran ilegalidades en juicio. El fiscal Douglas Meléndez aseguró que han encontrado investigaciones aisladas relacionadas al pacto pandilleril, las que serán unificadas.

Mauricio Funes

Expresidente Mauricio Funes le tendrá que explicar a la Fiscalía, el papel de su Gobierno en la tregua entre las pandillas. | Foto por Archivo

Mauricio Funes

El expresidente Mauricio Funes ha sido citado para hoy por la Fiscalía General de la República para que explique  el papel que jugó su gobierno con relación a la tregua de las pandillas entre marzo del 2012 y mayo del 2013.

“El expresidente Funes ha sido citado a la Fiscalía para entrevistarlo sobre el caso (de la tregua)”, confirmó el Fiscal General, Douglas Meléndez, a los periodistas.

El citatorio para Funes se da días después de que pandilleros testificaron en un juicio contra 79 de sus compañeros y relataron con lujo de detalles los beneficios que recibieron las pandillas y cómo se desarrolló la escandalosa relación que se tejió entre funcionarios de la gestión de Funes y las maras, para bajar el alto índice de homicidios en el país.

Entre los beneficios que recibieron los pandilleros, según el relato de un testigo, recibieron 300 celulares en cada penal; les permitieron realizar fiestas y llevar mujeres; les cambiaron armas viejas por nuevas que fueron presentadas en un evento organizado por los supuestos mediadores con la OEA, donde afirmaban que era un gesto de buena voluntad. En aquella época, Funes decía que su gobierno era un “facilitador” de la tregua.

El fiscal Meléndez se comprometió a hacer una investigación “seria”,  lo que  implicará que se tomarán “el tiempo suficiente para ahondar en el caso y darle respuestas a la población salvadoreña”.

“Venimos desde hace año y medio escuchando de que había una investigación; hoy que la revisamos con nuestro equipo, lo que nos encontramos son ciertas indagaciones aisladas en diferentes expedientes. Eso es lo que vamos a unificar”, dijo Meléndez.
Sostuvo que la investigación abarcará a los mediadores de la tregua, Raúl Mijango, monseñor Fabio Colindres y todas las personas que puedan aparecer involucradas en el referido pacto pandilleril.

Ayer, el secretario de Comunicaciones de la Presidencia,  Eugenio Chicas, rechazó durante una entrevista en una emisora estatal, que el Gobierno actual tenga vinculación con la tregua entre pandillas que les habría permitido alcanzar privilegios carcelarios a los cabecillas.

“Este es un tema que se ventiló en el contexto de un Gobierno del Frente, pero de una gestión anterior. En este gobierno, que es continuidad del FMLN, debemos asumir y hacernos cargo de eso. En este gobierno, Sánchez Cerén ha sido claro de no aceptar ninguna tregua con el crimen, ningún diálogo o pacto con criminales”, justificó Chicas.

Agregó que todavía no está comprobado si el Gobierno de Mauricio Funes estuvo vinculado en el proceso de tregua y afirmó no poder adelantar criterio sobre si el actual ministro de Defensa, general David Munguía Payés, tuvo conocimiento de la tregua y participó de la misma.

Munguía Payés se desempeñaba como ministro de Seguridad y Justicia al momento de las polémicas negociaciones.
Funes declaró en varias oportunidades que su jugaba el papel de “facilitador” del que llamaron “proceso de pacificación” entre esos grupos ilegales, lo que permitió la reducción de los asesinatos entre las pandillas, pero no de las víctimas que nada tenían que ver con esos grupos.

 Funes reclamaba como un logro de su gobierno la reducción de los homicidios. Incluso, el 25 de septiembre de 2012, Mauricio Funes destacó en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) la reducción de la violencia gracias a la tregua entre las pandillas.

“El Salvador está hoy en la mira de la región, de los organismos multilaterales y los países que históricamente mantienen una fuerte relación con mi país. Se debe al fenómeno que vivimos desde hace algo más de medio año y que ha significado la caída drástica de la violencia”, dijo Funes en esa oportunidad en el foro internacional.

Antes del pacto pandilleril, la violencia terminaba con las vidas de 14 personas en promedio por día, pero en seis meses de la tregua, se tuvo un promedio de  seis asesinatos por día.

El 5 de enero de 2015, el presidente Salvador Sánchez Cerén, reveló y  durante una reunión con el alto mando de la Policía, que la tregua permitió fortalecer a las pandillas.

Sánchez  Cerén, quien al momento de la tregua pandilleril era vicepresidente, reconoció en ese momento que “en años anteriores, (la violencia) disminuyó porque hubo un entendimiento entre las pandillas, nosotros no quisimos seguir esa estrategia porque eso lo que permitió fue que las pandillas se incrementaran, que las pandillas se fortalecieran y nosotros cambiamos la estrategia y se incrementó (la violencia)”.

Analistas de seguridad coincidieron en que la tregua permitió la baja de las muertes de los pandilleros, pero se incrementaron el número de  desaparecidos, en su mayoría de personas que tenían algún vinculo con las pandillas.

Los privilegios de los que gozaron los cabecillas de las pandillas durante el pacto de no agresión, fueron revelados por el exviceministro de Justicia y Seguridad Pública, Douglas Moreno, en octubre de 2013, lo que permitió que el entonces Fiscal, Luis Martínez, abriera una investigación sobre la tregua.

Meses después, el partido ARENA hizo públicas las declaraciones de Moreno y otros exfuncionarios de Centros Penales, que revelaron muchos detalles sobre el pago de dinero a los mediadores y supuestamente a familiares de cabecillas de las pandillas.
Además de los privilegios que tenían los cabecillas dentro de las cárceles como el ingreso de televisores plasmas, servicio de televisión por cable y traslado  de cabecillas de  penales de máxima seguridad a otros para reos comunes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación