Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fiscalía: busero mató a la mujer de forma intencional

Acusación es por homicidio agravado

El sujeto fue detenido varios kilómetros después, carretera hacia el Aeropuerto Internacional de El Salvador.

El sujeto fue detenido varios kilómetros después, carretera hacia el Aeropuerto Internacional de El Salvador.

El sujeto fue detenido varios kilómetros después, carretera hacia el Aeropuerto Internacional de El Salvador.

El conductor de un bus de la Ruta 92 que atropelló y mató a Rosa María Calero de Chávez, de 57 años, sobre el bulevar Los Próceres, al sur de San Salvador, será acusado por la Fiscalía por el delito de homicidio agravado, castigado con hasta 30 años de prisión.

El fiscal Néstor Guzmán, subdirector de Intereses de la Sociedad, sostuvo ayer que en ningún momento el Ministerio Público ha considerado imputarle a Ricardo Morales el delito de homicidio culposo (no intencional), porque, según él, hay varios testigos que observaron "la forma cobarde y deliberada que el sujeto tomó frente al timón del autobús".

El trágico hecho ocurrió la tarde del miércoles recién pasado en el redondel conocido como Árbol de la Paz, sobre el bulevar Los Próceres.

En un primer momento, el cafre golpeó con el bus que conducía el pick up de la víctima y no se hizo responsable de los daños.

Ante la negativa de Morales de hacerse cargo, la señora se bajó de su vehículo para reclamarle y se puso enfrente del autobús placas AB 78-377.

Ese día, el fiscal Jonathan Meza explicó que el chofer, en un intento por atemorizar a la víctima, aceleró a pausas el automotor y la golpeaba para obligarla a quitarse del camino.

Calero no se apartó y el cafre aceleró la unidad de transporte y le pasó encima, matándola de inmediato.

"Este es un hecho que normalmente se pudo haber resuelto de forma amigable, (pero ahora es) un hecho de tránsito que llevó a consecuencias nefastas. No es posible que esta sociedad esté evolucionando a convertirse en una sociedad más violenta", señaló el fiscal Guzmán.

El delegado de la Fiscalía sostuvo además que cuentan con testimonios y videos que muestran la culpabilidad del conductor.

Agregó que están indagando quién es el dueño del autobús, porque también él tendría de alguna manera una responsabilidad civil en el repudiable incidente.

El Ministerio Público también investigará si el imputado es miembro de pandillas, sin embargo el fiscal se negó a adelantar en qué se basan para hacer dicha suposición.

Víctima estaba en desventaja

El fiscal Néstor Guzmán, por otra parte, añadió que el imputado, que se encuentra detenido, también podría ser acusado de feminicidio agravado en cumplimiento al artículo 45 de la Ley Especial para una Vida Libre de Violencia Contra las Mujeres.

El funcionario argumentó que el día del percance Rosa María Calero de Chávez se bajó de su vehículo, "indefensa, sin armas" a dialogar sobre lo que había pasado y se encontró con un sujeto "corpulento, que físicamente está en superioridad", que decidió pasarle encima a la víctima.

"Si eso no puede ser llamado, de una manera, un desprecio a su condición como ser humano, y a eso se agrega el hecho de ser mujer, porque minutos antes había estado conversando con ella, no sé cómo llamarle", señaló Guzmán.

"Probablemente hubiera sido otro el escenario, si la persona que lo hubiera abordado hubiera sido un hombre", plantó la posibilidad el mismo fiscal.

Familia doliente

Debido a que la víctima era una microempresaria originaria del departamento de San Miguel, sus restos serán sepultados en esas tierras.

De acuerdo con sus dolientes familiares, el entierro está programado para las 3:00 de la tarde en el cementerio general migueleño.

La mujer murió ante la mirada de su hija, quien viajaba junto a su madre en el coche.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación