Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fiscal: Padre Toño confesó haber ingresado celulares a penales

Reveló además que está dispuesto a someterse a un proceso abreviado (juicio rápido), donde podría recuperar su libertad

Fiscal: Padre Toño confesó haber ingresado celulares a penales

Fiscal: Padre Toño confesó haber ingresado celulares a penales

Fiscal: Padre Toño confesó haber ingresado celulares a penales

El fiscal General, Luis Martínez, reveló ayer que el sacerdote español, Antonio Rodríguez Tercero, confesó haber introducido teléfonos celulares al centro penal de Cojutepeque, Cuscatlán, por lo que han llegado a un arreglo para que sea sometido a un proceso abreviado, tal como lo contempla la ley penal.

También confesó haber cometido el delito de tráfico de influencias y ha comenzado a colaborar con las investigaciones sobre el supuesto ingreso de teléfonos celulares al penal de Cojutepeque.

"En el caso del padre (Toño) debo confirmar que ya ha colaborado con la justicia, ha dado su confesión esta semana y esperamos, la próxima semana, realizar una audiencia especial, ya que contamos con la colaboración y la confesión de los hechos que se le imputaban a él", explicó Martínez.

Agregó que "el padre ha reflexionado en los errores que cometió y nosotros le estamos dando esa alternativa de arreglo a él".

Martínez explicó que existe la posibilidad de que el sacerdote español sea sometido a un proceso abreviado (juicio rápido), porque se ha llegado a un acuerdo con él sobre esa situación y "eso es un buen mensaje".

Martínez no descartó que el padre Toño pueda recuperar su libertad tras someterse al proceso abreviado, porque "es parte del esfuerzo que estamos haciendo".

El artículo 417 del Código Procesal Penal contempla el procedimiento abreviado para aquellos acusados que confiesen el delito por el cual son procesados y además, que esté consciente de someterse a ese proceso.

En el procedimiento abreviado, el imputado admite su responsabilidad en los hechos delictivos por los que ha sido acusado, y de inmediato, el juez le aplica la pena a cumplir.

En todo caso, el referido artículo contempla tres tipos de penas o medidas que el imputado confeso puede recibir por haber admitido su culpabilidad.

El arresto del padre Toño se registró el 30 de julio pasado, sobre el bulevar Constitución. En esa oportunidad, fue acusado de haber introducido celulares y una tableta electrónica al penal de Cojutepeque. Además de tener vínculos con Timoteo Mendoza, supuesto cabecilla de la 18, recluido en ese penal.

Tres días después, la Fiscalía le acumuló otra acusación por el supuesto ingreso de objetos ilícitos a centros penales y además lo ligaron con Carlos Ernesto Mojica Lechuga (a) Viejo Lin, cabecilla de la mara 18 que también guarda prisión en el mismo reclusorio.

Los dos casos en contra del padre Toño fueron enviados al Juzgado Antimafia de Santa Ana.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación