Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fiscal confirmó plagios de niños migrantes

Secuestradores exigen de $6,000 a $16,00 como rescate

Las bandas de traficantes de ilegales cobran de 6,000 a 16,000 dólares por el rescate de los menores inmigrantes al ser secuestrados en su travesía hacia los Estados Unidos, según las investigaciones de la Fiscalía General.

"Hemos tenido que negociar con estas personas cantidades de 6,000 a 16,000 dólares por cada inmigrante, ahí notamos la perversidad de este tipo de gente, que se aprovecha de las necesidades y de los sueños y esperanzas de nuestros compatriotas y de otros tipo de inmigrantes", dijo Luis Martínez, fiscal general.

Aseguró que los traficantes de ilegales están cambiando su forma de operar porque "hoy los coyotes se han dedicado a secuestrar a estas personas (menores) y aparte de haberlas llevado ilegalmente a los Estados Unidos, hoy los secuestran en el camino y les exigen dinero a sus familiares para ser liberados".

El Diario de Hoy publicó a principios de esta semana que la Fiscalía investiga los casos de cinco menores, quienes fueron secuestrados en los pasos fronterizos de Guatemala y México, cuando eran llevados por coyotes con destino hacia Estados Unidos a reunirse con sus padres.

"Son cuadros verdaderamente conmovedores", dijo Martínez.

Explicó que El Salvador, Guatemala y México trabajan conjuntamente en la investigación de esas bandas delictivas "para capturar a estos malhechores y trabajamos en una investigación conjunta denominada Operación Batalla, que involucra a los cinco países desde El Salvador hasta los Estados Unidos",

En ese sentido, Martínez adelantó que en los próximos meses podrían desarticular varias bandas de traficantes de ilegales que operan en los cinco países y además se avanza en las investigaciones de delitos en conjunto con el resto de naciones afectadas por ese flagelo.

Señaló, además, que hay otras bandas de narcotraficantes que actúan en complicidad con los traficantes de ilegales para poder utilizar a los inmigrantes indocumentados para traficar drogas hacia Estados Unidos.

Las investigaciones fiscales han revelado que los traficantes de ilegales se vuelven cómplices de las bandas criminales mexicanas, en el sentido de que permiten los secuestros de los niños y jóvenes inmigrantes para pedir elevadas cantidades de dinero por los rescates.

Posteriormente, los mismos traficantes se comunican con los familiares de los secuestrados para decirles que les devolverán el dinero por llevarlos ilegalmente, para que no los denuncien antes las autoridades.

Sin embargo, los denominados coyotes reciben su comisión del rescate que han cobrado a las bandas de criminales.

Aunque solo cinco casos son investigados por la Fiscalía con la cooperación de sus similares de Guatemala y México, las autoridades fiscales suponen que existen más secuestros de menores inmigrantes, pero que no han sido denunciados por temor de las familias.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación